En 2 años, Capea localiza a más de 4 mil extraviados

Iztapalapa, la delegación con más incidencias, seguida de Álvaro Obregón y Tlalpan, indican.

Ciudad de México

El Centro de Atención de Personas Extraviadas y Ausentes (Capea), que depende de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), ha localizado y reintegrado a 4 mil 744 personas a sus familias de 2013 a la fecha.

Los localizados no guardan relación con la base de datos que se está conformado con personas desaparecidas en el país que suman más de 26 mil.

José Antonio Ferrer Álvarez, responsable del Capea, dijo que en lo que va del año Iztapalapa registra la mayor incidencia de personas extraviadas y ausentes con 232 casos, mientras que Álvaro Obregón, Tlalpan y Venustiano Carranza suman nueve, 105 y 23, respectivamente.

De acuerdo con el centro, la violencia familiar está presente en 40 por ciento de las ausencias que se reportan y 30 por ciento por dedicar horas de diversión sin previa notificación. El pasado 3 de octubre, Capea cumplió 25 años de estar operando.

De 2013 al 2 de octubre de 2015, el Capea inició 6 mil 249 indagatorias entre los rangos de edades de cero a 17 años, de 18 a 59 y de 59 en adelante, de las cuales 848 son hombres y 2 mil 258 mujeres de cero a 17 años.

Por lo que respecta a las personas de 18 a 59 años, mil 443 son de masculinos y mil 82 de féminas, en tanto que de 60 en adelante 440 corresponden a hombres y 178 de mujeres.

En el periodo mencionado esta unidad especializada ha ubicado a 665 niños y mil 866 niñas; 59 mil 986 varones y 784 damas mayores de 18 años, y 308 hombres y 135 mujeres de la tercera edad para un total de cuatro mil 744 recuperaciones, lo que representa 76 por ciento de efectividad.

Antonio Ferrer comentó cuál es el procedimiento de localización y búsqueda: éste consiste en dar aviso al Ministerio Público, quien aplica el Plan Emergente de Reacción Inmediata (PERI).

En ese momento se realizan una serie de acciones ejecutadas por diversas autoridades como la Secretaría de Seguridad Pública, Sistema Penitenciario, Secretaría de Salud, Albergues, Secretaria de Desarrollo Social, Incifo, Cruz Roja, Redes Hospitalarias y rastreos a través de las cámaras de video-vigilancia del C2 y C4 de la Ciudad de México, que permitan descartar que la persona ausente se encuentre detenida, lesionada, fallecida o a disposición de alguna autoridad administrativa.

Una vez consultadas estas bases inteligentes y tras resultar negativa la investigación cibernética, agregó, se procede a realizar el fotovolante con el retrato de preferencia reciente del o la extraviada, con datos personales que permitan su identificación como nombre, edad, sexo, media filiación, señas particulares, padecimientos o enfermedades, lugar y fecha de la desaparición.