Casi 4 mil servidores serán capacitados para atención de reclusos

El subsecretario de Sistema Penitenciario del Gobierno del Distrito Federal, Hazael Ruíz, dijo que se pretende mejorar el trabajo en los 10 centros penitenciarios que opera el GDF.
Innovación y especialización caracterizan el Plan de Capacitación 2014 para servidores públicos de los reclusorios que opera el gobierno capitalino, informó el subsecretario de Sistema Penitenciario, Hazael Ruíz (al centro).
Innovación y especialización caracterizan el Plan de Capacitación 2014 para servidores públicos de los reclusorios que opera el gobierno capitalino, informó el subsecretario de Sistema Penitenciario, Hazael Ruíz (al centro). (José Antonio Belmont)

Ciudad de México

La Subsecretaría de Sistema Penitenciario del Gobierno del Distrito Federal capacitará a 3 mil 950 servidores públicos de esta dependencia, a fin de mejorar el tratamiento a los más de 40 mil reclusos que se encuentran en la Ciudad de México.

Al presentar el Plan de Capacitación 2014, el titular de de la dependencia capitalina, Hazael Ruíz, detalló que este año los servidores públicos recibirán más de 7 mil 500 cursos en la materia, a fin de mejorar su labor en los 10 centros penitenciarios que opera la administración local.

El funcionario capitalino precisó que el plan de trabajo está a cargo del Instituto de Capacitación Penitenciaria y abarca la impartición de cursos con el respaldo de distintas dependencias tanto del gobierno local como federal, así como de la Iniciativa Mérida, en temas como el Nuevo Sistema Penal Acusatorio, en Responsabilidad Profesional Pericial, Derechos Humanos, Justicia para Adolescentes, de Custodio Acreditable, entre otros.

Asimismo, habrá clases de formación continua para personal jurídico, para técnicos penitenciarios, personal administrativo, técnicos en seguridad y directivos.

"(El plan de trabajo) se caracteriza por la innovación y la especialización, con el propósito de que el personal penitenciario obtenga o reafirme las herramientas para efectuar una labor apegada a los derechos humanos y en busca de la certificación de los centros de reclusión", consideró Ruíz.