Despliegan cadetes en Reforma... para ayudar por vacaciones

Con traje de gala y guantes blancos, 200 cadetes apoyan a la gente en Paseo de la Reforma.

Ciudad de México

No reciben mentadas sino los buenos días. Si levantan la mano enguantada, el ciclista se detiene. Las personas se dirigen a ellos con respeto y no terminan una conversación sin que pronuncien las palabras mágicas: por favor y gracias.

No son policías pero visten uniforme y desde hoy hasta el 22 de agosto engalanan Paseo de la Reforma, por lo menos del Ángel de la Independencia hasta el Hemiciclo a Juárez, 10 horas al día.

Son 200 cadetes de la generación 222 del Instituto Técnico de Formación Policial y durante la temporada vacacional apoyarán a quienes transiten por esa zona de la ciudad.

Estudiantes como son, no están facultados para imponer sanciones pero sí pueden dirigir el tráfico en caso de congestionamiento, brindar información turística, ayudar a los discapacitados, explicó el capitán Isidro Rodríguez Pérez, director de Instrucción Policial del Instituto Técnico de Formación Policial.

No es la primera vez que salen de las aulas. “Tenía ganas de aventarle una flor pero debemos estar derechitos”, dijo Verónica Hernández, cadete de 20 años, al recordar  su participación en la valla humana que resguardó al Papa en febrero, durante su recorrido rumbo a la Basílica de Guadalupe.

Luego vinieron las vacaciones de Semana Santa. Es la segunda ocasión en que la cadete Claudia Ramírez Lazo participa en un operativo especial.

Lo disfruta porque salen del salón de clases e interactúan con las personas con las que trabajarán cuando terminen su formación: “Ahora vemos que no haya percances de ningún tipo y ayudamos a la gente, platicamos con ellos. Lo que cansa es estar parados tanto tiempo, pero caminamos para no aburrirnos”, dijo.

Frente a las instalaciones del Senado de la República, Verónica Hernández y Guadalupe Ramos se reúnen para conversar unos minutos. El vendedor de la esquina se acerca para saludarlas y ellas aprovechan para pedirle un café. Es temprano y todavía quedan seis horas para terminar el turno.