CDHDF: regulación para taxis no aplica a Uber y Cabify

Pese a esa opinión, la Comisión de Derechos Humanos del DF investiga una queja por la falta de intervención de la autoridad por la prestación de servicio tipo taxi sin concesión.
La revisión documental será del 25 de junio al 25 de noviembre, mientras que la inspección físico-mecánica se efectuará del 25 de junio al 30 de noviembre.
La regulación para taxis no se puede aplicar en servicios como los de Uber y Cabify, consideró la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal tiene un expediente de queja por la falta de intervención de la autoridad respecto a la prestación del servicio de transporte público tipo taxi, sin la concesión respectiva, la cual está en investigación y documentación, informó ese organismo.

Sin embargo, la CDHDF identificó que las actividades de las empresas que utilizan tecnología, como en el caso de Uber y Cabify, para la solicitud de transporte de personas mediante aplicaciones en móviles, se realizan "bajo modalidades diferentes a las ofrecidas por el servicio público de transporte concesionado taxi; por tanto, no podría aplicársele la misma regulación".

Esa comisión exhortó al Gobierno del Distrito Federal a realizar una revisión de la normatividad que se aplica respecto de los derechos y obligaciones de las personas concesionarias de transporte público taxi, a fin de evitar sobre regulaciones y permitirles continuar con su actividad en equilibrio.

Informó también que se mantendrá atenta al diálogo que autoridades, expertos en la materia, así como organizaciones de la sociedad civil llevan a cabo en relación con el tema.

La CDHDF planteó que como lo precisó la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), la norma que en su caso se emita, debe tender a guardar el equilibrio en el mercado.

Por ello debe establecer criterios claros a fin de que las personas usuarias puedan elegir el servicio que necesitan con certeza de sus derechos y obligaciones al contratarlo, y los mecanismos que podrá hacer valer en caso de incumplimiento.

El propósito es que las personas satisfagan sus necesidades de desplazamiento en condiciones de seguridad, dignidad, eficiencia, calidad e igualdad.

La CDHDF refirió que la Ley de Movilidad del Distrito Federal prevé la obligación del gobierno capitalino de proporcionar los medios necesarios para que las personas puedan elegir libremente la forma de trasladarse a fin de acceder a los bienes, servicios y oportunidades que ofrece la ciudad.

Entre los principios que deben aplicarse se encuentra la innovación tecnológica para el empleo de soluciones en el ejercicio del derecho a la movilidad, con miras a que las personas disfruten del progreso científico y de sus aplicaciones.

Con base en ello, ese organismo público autónomo identificó que la actividad de las empresas puede repercutir en los derechos humanos.

En algunos casos, expuso, esto ocurre de manera positiva para las personas usuarias de los servicios que prestan, "como es el caso de las empresas a las que la Cofece ha denominado Empresas de Redes de Transporte (ETR), entre ellas, Uber y Cabify, ya que a través de herramientas tecnológicas ofrecen una nueva opción para que las personas en el ejercicio pleno de sus derechos, decidan cómo quieren moverse".