CDHDF entrega el premio 'Hermila Galindo 2016'

En el Día Internacional de la Mujer, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, Perla Gómez, exhortó a levantar la voz para denunciar la violencia de género.
La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Perla Gómez, entregó el premio Hermila Galindo 2016, que reconoce el impulso a una cultura de defensa de los derechos de las mujeres.
La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Perla Gómez, entregó el premio Hermila Galindo 2016, que reconoce el impulso a una cultura de defensa de los derechos de las mujeres. (Tomada de Twitter @CDHDF)

Ciudad de México

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, Perla Gómez, entregó el premio Hermila Galindo 2016 a la defensora Norma Esther Andrade y a la asociación civil Las Reinas Chulas Cabaret Derechos Humanos, por su trabajo en la defensa y la promoción de los derechos de las mujeres.

En el Día Internacional de la Mujer, la titular de la CDHDF exhortó a levantar la voz para denunciar la violencia de género, al considerar que ésta arrebata vidas e ilusiones y destruye proyectos familiares y personales.

"También para recordar que esa violencia nunca podrá arrebatarnos la esperanza, para recordar lo que dijo Bey Cariño –otra defensora de derechos humanos, asesinada en 2010- : Hay que sembrar sueños para cosechar esperanzas".

Perla Gómez encabezó la ceremonia efectuada en el salón Digna Ochoa y Plácido de la CDHDF, donde también entregó mención honorífica en la categoría individual a la defensora Lourdes Barrera Campos, y a la organización Mujer y Medio Ambiente en la categoría organización de la sociedad civil.

Destacó que Norma Andrade y Las Reinas Chulas se han convertido en referente de la lucha por la exigencia del respeto a los derechos humanos de las mujeres.

“Desde esta comisión asumimos el compromiso para que las autoridades garanticen los presupuestos necesarios para la promoción de las expresiones culturales y artísticas, para que garanticen la apertura y permanencia de espacios diversos donde puedan escucharse estas y otras voces que constantemente levantan sus denuncias de una manera creativa e innovadora”, dijo.

Se comprometió también a buscar que las autoridades garanticen las condiciones de seguridad y libre ejercicio profesional a las y los defensores de derechos humanos.

"Ni una más" se tiene que hacer realidad

Norma Esther Andrade, fundadora de la asociación civil Nuestras Hijas de Regreso a Casa e integrante del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, agradeció el reconocimiento y destacó que le gusta defender los derechos de las mujeres, lo cual no ve como trabajo, sino como un esfuerzo conjunto para lograr cambiar a un país que se desangra por tantos desaparecidos y feminicidios.

“Nuestro trabajo aún no termina, está inconcluso, pero lo que hemos logrado juntos durante estos 15 años de lucha ha valido la pena y hemos hecho la diferencia en la vida de varias familias.

"Levantemos el rostro y que nuestra voz se oiga fuerte. Creo que podemos lograr mucho más en el futuro, porque la frase ‘ni una más’ ya no se tenga que gritar y se haga realidad”, expuso.

La representante de Las Reinas Chulas Cabaret y Derechos Humanos,  Luz Elena Aranda Arroyo, destacó el trabajo de las mujeres activistas del país, como Norma Andrade, y planteó que como organización creen en la risa como motor de vida, como placer, porque la búsqueda de justicia debe ir de la mano de la posibilidad de ser felices.

La directora de Comunicación e Información de la Mujer (Cimac) e integrante del jurado de la 11 edición del reconocimiento Hermila Galindo 2016, Lucía Lagunes Huerta, puntualizó que Norma Esther Andrade representa a miles de madres mexicanas que esperan que hijas e hijos regresen a casa, y el Estado no les brinda justicia.

Dijo que es la historia viviente de lo que no se puede permitir: que ninguna mujer sea desaparecida.

Agregó que la organización Las Reinas Chulas Cabaret y Derechos Humanos hace recordar que la risa es una forma de hacer conciencia en la sociedad y que debe respetarse la vida de las mujeres.

El premio Hermila Galindo tiene como finalidad reconocer las trayectorias más reconocidas por iniciativas y logros en la construcción de una cultura de respeto a los derechos de las mujeres, y en el impulso a la igualdad de género en los ámbitos social, económico, cultural, educativo, político y de salud en México.