Emite CDHDF recomendación por construcciones en el DF

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal dijo que la construcción de estos inmuebles viola los derechos humanos de los habitantes.
El proyecto de ampliación de la Línea 12 del metro tiene asignados 3 mil millones de pesos.
Algunas construcciones violan los derechos de los ciudadanos, dice la CDHDF (Archivo Milenio )

Ciudad de México

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió su primera recomendación por violaciones a los derechos humanos en el contexto de construcciones urbanas de particulares, para uso habitacional, y sobre afectaciones causadas a terceras personas por la inadecuada o deficiente actuación de las autoridades.

Esta recomendación corresponde a 21 expedientes de queja registrados en la CDHDF durante los años 2007 y 2013 en el contexto de nuevas construcciones privadas, principalmente para vivienda.

Las autoridades delegaciones a las que se envió la recomendación fueron las jefaturas de Azcapotzalco con un caso; Benito Juárez con cuatro; Coyoacán con uno; Cuauhtémoc con dos; Gustavo A. Madero con cinco; Iztapalapa con uno; Magdalena Contreras con dos; Tlalpan con uno; Venustiano Carranza con uno y Xochimilco con tres.

Al presentar la recomendación la titular de la CDHDF Perla Gómez dio a conocer que en 6 de los 21 casos los inmuebles afectados se encuentran catalogados por personal de protección civil y del Instituto para la Seguridad de las Construcciones del Distrito Federal como de alto riesgo e incluso uno de ellos se encuentra en situación de colapso.

En las investigaciones de la comisión, dijo, se acreditó la deficiente atención de las denuncias ciudadanas en materia de construcciones irregulares; el inadecuado desarrollo de procedimientos administrativos, en las que además se emitieron resoluciones que no correspondían a la denuncia.

También dio a conocer la recomendación número 13 dirigida a la Secretaria de Gobierno del Distrito Federal por violaciones a los derechos humanos de una persona que ejercía funciones de técnico de seguridad en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte quien falleció causa del impacto de un disparo con arma de fuego.

Este técnico fue lesionado por uno de sus compañeros mientras se realizaba el cambio de armamento en un área no autorizada para ello, pues esta situación tuvo lugar en el área destinada para la entrega-recepción de credenciales de las personas que acuden a visitar a los internos.

Por lo que recomendó implementar mecanismos eficaces de supervisión a fin de garantizar la normatividad aplicable al manejo de armas de fuego.