CDHDF busca a Mancera para probarle abusos policiales

Esa comisión de derechos humanos reconoció la acción para desmovilizar a grupos que provocaban disturbios, pero deploró que luego vino de nuevo el uso excesivo de la fuerza.
Exigen la presentación de 43 normalistas desaparecidos el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero.
La Comisión de Derechos Humanos del DF advirtió exceso de la fuerza policiaca durante protestas callejeras. (AP)

Ciudad de México

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal solicitará una reunión con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para presentarle las constancias de presuntos abusos policiales y pedir que la actuación de la policía se modifique y se adapte a los protocolos y estándares más altos de protección de los derechos humanos.

“Lo anterior, a fin de buscar compromisos expresos sobre una nueva forma de intervención policial en casos de manifestaciones y movilizaciones pacíficas que pudieran terminar con acciones violentas”, señaló la comisión en un comunicado.

Asimismo, se solicitará investigar a los policías que han incurrido en excesos, tanto el 20 de noviembre como el 1 de diciembre pasados, ya que el resguardo del orden público no puede ser pretexto para la violación de derechos humanos.

La CDHDF informó que acompañó el desarrollo de la marcha de ayer, la cual se llevó a cabo por la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Durante los trabajos de observación, expuso, se constató que la movilización fue pacífica desde su salida del Zócalo capitalino hasta el mitin con el que concluyó el evento en el monumento a la Independencia.

Al finalizar el mitin, un grupo pequeño de personas encapuchadas y embozadas comenzaron a causar destrozos y daños a distintos comercios de la zona. Mientras esto sucedía, las personas que se manifestaban de forma pacífica conminaban a que no hubiera violencia.

Es de precisarse que de acuerdo con información de dominio público, personas que no representan al grueso de manifestantes, han actuado de manera similar en ocasiones anteriores, por ejemplo el 20 de noviembre pasado, en pleno detrimento del ejercicio legítimo y pacífico del derecho de las personas a manifestarse.

De acuerdo con lo observado por las y los visitadores adjuntos de la CDHDF, la intervención policial, frente a dichos sucesos, generó un encapsulamiento de un grupo considerable de personas, entre las que se ubicaban manifestantes pacíficos, representantes de medios de comunicación, observadoras y observadores de derechos humanos, entre ellos integrantes de Espacio Libre Independiente Marabunta AC, quienes realizan acciones humanitarias para proteger y dar atención inmediata a manifestantes y servidores públicos víctimas de la violencia durante las manifestaciones.

Además, se detuvo a tres personas que fueron remitidas ante el Ministerio Público, para quienes este organismo solicitó la implementación de medidas precautorias para el respeto del debido proceso, así como asistencia legal y médica.

En este contexto, la CDHDF abrió una investigación de oficio con la finalidad de documentar si las acciones implementadas por la autoridad policial constituyen violaciones a los derechos humanos, a las libertades de expresión y manifestación, así como a la libertad e integridad personal de quienes fueron detenidos y demás personas manifestantes, incluyendo las agresiones que sufrieron los integrantes del colectivo Marabunta.

Esa comisión reprobó los actos de violencia que llevó a cabo el grupo de personas encapuchadas y embozadas quienes, se insiste, no representan la totalidad del colectivo que se manifestó ayer de manera pacífica, y reiteró que la intervención de las instituciones, incluida la policial, debe ser oportuna y táctica para garantizar el irrestricto respeto y ejercicio de los derechos humanos en un contexto de seguridad ciudadana.

La CDHDF reconoció la acción coordinada y efectiva para desmovilizar a los grupos que estaban provocando disturbios; sin embargo, una vez que se había logrado inhibir a estos grupos, se procedió de nueva cuenta a hacer uso excesivo de la fuerza.

Esa comisión exhortó a manifestantes que hayan sido víctimas de alguna presunta violación a sus derechos humanos, a que acudan a esa comisión, a efecto que se recaben sus quejas y denuncias.