Dimite funcionario de CDHDF, por interrupción en informe

A David Peña Rodríguez se le responsabilizó de haber invitado a los jóvenes que interrumpieron el informe de la presidenta de esta comisión, Perla Gómez Gallardo.
Los jóvenes le gritaron "represor" a Mancera.
Los jóvenes le gritaron "represor" a Mancera. (Pedro Domínguez )

Ciudad de México

David Peña Rodríguez dejó el cargo de secretario de Vinculación Estratégica de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) para reintegrarse a los trabajos de defensa de los derechos humanos desde las Organizaciones de la Sociedad Civil, en donde defendía los casos de los jóvenes anarquistas acusados de violentar las manifestaciones sociales.

Al presentar su renuncia, dijo que "no se me use como un medio para atacar o deslegitimar el trabajo comprometido que cientos de personas realizan diariamente en este organismo".

Cabe destacar que al abogado David Peña se le responsabilizó de haber invitado a los jóvenes que interrumpieron y violentaron el informe de la presidenta de esta comisión, Perla Gómez Gallardo, mientras daba su mensaje el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Perla Gómez expresó que "es una gran pérdida para nuestra institución el no contar con un defensor de derechos humanos de la trayectoria y reconocimiento de David Peña; sin embargo, estoy convencida de que desde la sociedad civil seguirá trabajando por la promoción y el respeto a los derechos humanos".

Asimismo, reconoció la trayectoria de David Peña, de quien dijo, ha litigado casos exitosos ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, como el caso "Campo Algodonero", además de haber recibido en el año 2010 el Premio Europeo de Derechos Humanos por parte del Consejo de la Abogacía Europea, lo que le ha merecido un reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Por su parte, David Peña expresó que asumió un compromiso institucional al incorporarse al equipo de Perla Gómez y como parte de ese compromiso decidió separarse de la Comisión de Derechos Humanos "para que no se me use como un medio para atacar o deslegitimar el trabajo comprometido que cientos de personas realizan diariamente en este organismo".

En todo momento, señaló Peña, "seguiré pugnando por el fortalecimiento de esta importante institución, pero si mi presencia en ella es utilizada para atacar la defensa de los derechos humanos, es preferible que le apostemos al trabajo desde la sociedad civil para poder seguir trabajando en pro de la defensa de los derechos humanos de las personas que habitan y transitan por esta ciudad".

Finalmente, la Presidenta de la Comisión expresó que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal es y seguirá siendo una institución fuerte y comprometida con las y los capitalinos, y que seguirá avanzando en la construcción de políticas públicas y de medidas para prevenir, evitar y sancionar todo tipo de violaciones a los derechos humanos.