Buscaré una "pluri" porque mi gestión es pulcra: Valencia

El jefe delegacional en Iztapalapa con licencia afirma que ha resistido todas las auditorías.
En entrevista para "El asalto a la razón", con Carlos Marín, el delegado dijo que recibe tratamiento médico.
En entrevista para "El asalto a la razón", con Carlos Marín, el delegado dijo que recibe tratamiento médico. (Especial)

México

El jefe delegacional con licencia en Iztapalapa, Jesús Valencia, aseguró que su gestión es “pulcra y limpia” para ir por una diputación plurinominal; además negó ser “probable culpable” de incurrir en conflicto de intereses.

En entrevista en El asalto a la razón con el director general de MILENIO, Carlos Marín, Valencia aseguró que hasta el momento no está señalado como probable culpable, luego del accidente que tuvo en diciembre pasado en una camioneta Gran Cherokee propiedad, presuntamente, de un contratista beneficiado por el gobierno delegacional, motivo por el que se le acusó de posibles conflictos de interés.

“Aunque no estoy ni siquiera como probable o sea, a mí no se me han puesto ningún posible delito, absolutamente resisto todas las auditorias y las he tenido. Es una administración pulcra y limpia”, enfatizó Valencia.

Con respecto a su candidatura para una diputación plurinominal federal, Valencia dijo que el incidente que tuvo fue “una reverenda tontería”, no tiene nada que ver con el partido en el que milita, el PRD, ni su corriente, Alternativa Democrática Nacional (ADN); y enfatizó que serán los electores quienes decidan.

“Obviamente se lo dejo a lo que los electores determinen. Creo y estoy seguro que el tema de mi investigación no tendrá absolutamente nada, pues he trabajado en el partido y lo que pasó no tiene que ver”, enfatizó.

El domingo pasado Jesús Zambrano, ex presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática, señaló que lo aconsejable es que se revise el tema de la candidatura de Valencia, quien dijo es “presunto culpable” de incurrir en conflicto de intereses.

Carlos Marín recordó el accidente que marcó la carrera política del funcionario y el cual reconoció que lo ha pagado.

“Ciertamente, en diciembre  tuve un accidente, que lo ubicaría como una lamentable casualidad, en una desafortunada casualidad donde hay muchos factores que intervinieron antes  y durante el percance. Quizá lo más lamentable después del accidente y la crisis personal, fue la política; que he pagado, porque se me ha juzgado públicamente de acuerdo a lo que los medios y la piensa. No obstante lo respeto”, señaló.

Añadió que  está obligado como funcionario público con licencia a explicar a la gente que votó por él y que de alguna manera se siente agraviada por ese incidente, lo que ocurrió.

A la pregunta sobre el presunto estado de ebriedad con el que manejaba el día del choque, Valencia prefirió dejarlo en el  ámbito personal.

“Más allá de lo personal, estoy en tratamiento médico, eso es real.

“No se me realizó prueba de alcoholímetro porque no caí en el Ministerio Público, no es un tema que se necesite, toda vez que afortunadamente no lastimé a nadie y todo se arregló con la persona que choqué, no había nadie en el automóvil y como dicen, cada quien con su golpe”.