Buscan instalar botones de pánico en transporte público

La asambleísta Francis Pirín dijo que para fomentar el uso de transporte público, es necesario reforzar la seguridad a través de la instalación de botones de pánico.
Los camiones del RTP se mantienen gratis.
Para incentivar el uso de transporte público, es necesario reforzar las medidas de seguridad con la instalación de botones de pánico. (Jorge Avilés)

Ciudad de México

Francis Pirín, presidenta de la Comisión de Movilidad en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, dijo que para incentivar el uso de transporte público, es necesario reforzar las medidas de seguridad con la instalación de botones de pánico, sobre todo en lo referente al transporte exclusivo para mujeres.

Para tener los argumentos necesarios y presentarlos como un proyecto, la Comisión de Movilidad inició mesas de trabajo con expertos y los secretarios de Movilidad, Héctor Serrano, y de Seguridad Pública, Hiram Almeida, a fin de fortalecer el transporte seguro, ya que en la capital del país se realizan 16 millones de viajes en transporte público al día.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), en el Distrito Federal los delitos de robo o asalto en el transporte público, aumentó entre 2010 a 2014 de 1.1 a 1.7 millones, un promedio de 41.3 por ciento del total de delitos.

Sin embargo, la actual administración ha realizado acciones para mejorar la seguridad en el transporte público, pero es necesario implementar otras acciones más, sobre todo porque los delitos se cometen en unidades irregulares.

Un diagnóstico de la Asociación Planeación y Desarrollo, que dirige Juan Carlos Hernández Esquivel, maestro en planeación y políticas metropolitanas de la UAM Azcapotzalco, indicó que 35 de cada 100 usuarios de transporte público han sufrido algún asalto o robo, por lo menos dos veces en su vida.

En el estudio se detectó también que el mayor nivel de inseguridad es en el transporte público del Estado de México o en las zonas periféricas de la capital del país, en horario nocturno.

La diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) aseguró que se trabajará con las autoridades para la identificación de puntos conflictivos y la instalación de botones de pánico en las unidades de transporte público.

"Estas cifras no las perciben las autoridades porque el 90 por ciento de las víctimas no denuncian, pero es necesario reconocer el problema que hace que los que tienen auto no usen el transporte público", dijo Pirín.

La Asamblea Legislativa también analizará la capacitación de autoridades, prestadores de servicio de transporte público, policías y representantes ciudadanos sobre la problemática de la violencia de género y de personas con discapacidad, adultos mayores y menores en el transporte público.

Además, en el marco de la campaña por una nueva cultura de movilidad del gobierno de la Ciudad de México, se van a promover campañas de seguridad con los usuarios para contar con un decálogo de los pasajeros.