Un diagnóstico señala que deben podarse 5,500 árboles

La Procuraduría Ambiental del DF investiga en qué situación se encontraban los 4,500 ejemplares derribados hasta el momento.

Ciudad de México

La Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) del Distrito Federal informó que existe un diagnóstico para talar 5 mil 500 árboles, de un total de 25 mil ejemplares de diversas especies que existen en el Bosque de San Juan de Aragón, es decir, más de una quinta parte del arbolado de ese espacio considerado el segundo pulmón más importante de la ciudad.

Miguel Ángel Cancino, titular de la PAOT, dijo en entrevista con MILENIO que esa procuraduría emprendió una investigación para determinar en qué situación se encontraban los 4 mil 500 árboles que han sido derribados hasta el momento por la dirección del bosque, en cumplimiento a dicho diagnóstico, elaborado por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (Inifap), dependiente de la Sagarpa.

“Qué estamos haciendo: revisando el dictamen del Inifap para corroborar que las consideraciones que están detrás de una poda o de una determinación de derribo sea la adecuada (…) Se han derribado 4 mil 500 árboles y hay manera de identificar cada uno, desde el tocón si había riesgo de plaga o no. Hay varios supuestos que estamos investigando, pero eso nos lleva algún tiempo”, indicó Cancino.

De acuerdo con el procurador ambiental, el dictamen del Inifap establece la necesidad de realizar la  poda de más de 10 mil árboles y el derribo de 5 mil 500, por  cuestiones de riesgo, en la mayoría de los casos por  la plaga del muérdago.

El pasado 3 de julio, trabajadores del Bosque de Aragón que increparon al jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, denunciaron la tala de más de 7 mil árboles y el abandono de ese espacio verde, así como despidos injustificados a quienes se opusieron al derribo.

En ese sentido, Cancino sostuvo que la dirección del bosque, encabezada por Lorna Angélica López Nicolás, no solo debe acreditar que tiene sustento jurídico y técnico para realizar la intervención, sino difundir las acciones que emprenderá hacia la comunidad y de qué manera se compensarán los derribos.

Asimismo, el titular de la PAOT resaltó que el Bosque de San Juan de Aragón necesita una intervención urgente, que no solamente se cumple con la poda, tala y reforestación.

“Lo que hemos atestiguado en todos estos años es la necesidad, cada vez mas urgente, de tener una intervención sobre la zona. Si vemos que hay áreas muy deterioradas, ha habido una falta de mantenimiento de árboles”.

El procurador recordó que en 2008 el Bosque de Aragón fue declarado área de valor ambiental, pero a pesar de que se han anunciado inversiones importantes para su rescate, no cuenta con un plan de manejo que le permita salir del deterioro.