Fuego, gas… ¡Vamos para allá!: Jefe Vulcano

INTERROGATORIO MILENIO. El director de Bomberos, Raúl Esquivel, además de luchar contra el fuego, sueña con que cada delegación tenga una estación de bomberos, y éstos, equipo y vehículos.

Ciudad de México

Raúl Esquivel, director general del Heroico Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México, se mantiene a distancia de la política; es un enamorado de esta ciudad, de su mujer, de sus hijos y sus nietos, y el trabajo es su posesión más valiosa, pero también su extravagancia y su vicio.

Recién galardonado con la Medalla al Mérito en Protección Civil por la Asamblea Legislativa, el Jefe Vulcano lleva 32 años de trabajo sin descanso ni vacaciones, y a cada llamado ciudadano de auxilio, aplica su frase favorita: “¡Vamos para allá!”.

Conoce un poco más de este servidor público con este INTERROGATORIO MILENIO:

¿Con qué personaje histórico mexicano se identifica?

Don Benito Juárez.

¿Qué es lo que más le gusta de México?

Su gente, el país, en esta ciudad, el respeto, además.

¿Qué odia de México?

Al contrario, todo el país en general es mi gusto, lo aprecio y lo respeto mucho.

¿Cuál es su libro favorito?

Bueno, tenemos un libro aquí nosotros que lo llamamos el libro básico de la institución de bomberos, los cursos de capacitación.

¿Qué libro siempre ha querido leer pero nunca ha podido?

Afortunadamente todos los que hemos podido ver y hemos leído son los de cursos de capacitación de la institución.

¿Cuál es su cita o frase favorita?

¡Vamos para allá!

¿Cuál es su estación favorita del año?

Las cuatro, porque en un día suceden todas.

¿Con qué animal se identifica?

El perro.

¿Qué película ha visto más veces?

Ninguna, no me gusta, y no hay tiempo para poder ver una película, nada de eso.

¿Quién es su héroe de la vida real?

Tengo muchos héroes, sobre todo aquí en la institución tengo hombres, tengo elementos que yo también admiro mucho por el valor, el trabajo, la destreza con la que hacen su labor diaria.

¿En qué ciudad le gustaría vivir?

Continuar en esta gran ciudad.

Su perfume o esencia favorita

No, ninguno.

¿Quién es el amor de su vida?

Mis hijos, mis nietos.

¿Quién es su amor platónico?

Mi esposa, que me ha aguantado tantos años.

¿Qué es lo que le hace feliz en este momento de su vida?

Seguir trabajando, continuar trabajando y sirviendo a la sociedad en general.

¿Cuál es la posesión más valiosa?

El trabajo, continuar con el trabajo y cumpliendo con las normas que tiene el trabajo.

¿Qué características tiene que tener una persona para ser su amigo?

Sincero, muy sincero, respetable y gente trabajadora.

¿Cuál es su mayor extravagancia?

Trabajar, cien por ciento mi trabajo.

¿Cuál es su carrera profesional frustrada?

Militar, pero no lo logré. No tuve por ahí alguien que me apoyara, me ayudara; quería ser militar, pero soy ahora bombero.

¿Cuál es su mayor miedo?

Pues hay eventos muy fuertes que tenemos, que sí nos da miedo, y lo reconocemos, pero afortunadamente, los contenemos a través de la capacidad y de la capacitación que nos han dado aquí en la institución.

¿Cuál es su vicio?

Continuar trabajando.

¿Cuál es su mayor neurosis?

No, no tengo.

¿Cuál es el mejor recuerdo de su niñez?

Cuando inicié en el jardín de niños, unos parvulitos, que no me gustaba ir a la escuela, era mejor estar jugando que ir a la escuela.

¿Qué le devuelve a la infancia?

La vida, los padres, continuar en la escuela y capacitándome.

¿Cuál fue la mejor edad de su vida?

Desde que tengo uso de razón a la fecha, con la misma que tengo. Hasta ahorita que tengo estos 70 años.

¿Cuál fue el momento en que más fue desdichado?

No, no tengo ese momento.

¿Cuál fue su materia escolar preferida?

Las Ciencias Naturales

¿Cuál fue su primer trabajo?

Pues aquí en la institución, toda mi vida.

¿Cuál fue la mejor fiesta de su vida?

Por lo regular no, porque no soy muy adicto a las fiestas.

¿A qué lugar, que no haya ido, le gustaría ir para vacacionar?

Estoy comprometido; y salir de vacaciones, no lo hago, tengo muchísimos años que no lo hago y me gusta estar aquí en esta gran ciudad sirviendo, trabajando. Tengo más de 32 años que no descanso un día, no salgo de vacaciones, mi trabajo únicamente y dedico todo el tiempo a mi trabajo.

¿Cuál es su lugar favorito de la ciudad?

El Bosque de Chapultepec, el Palacio de Bellas Artes, hay muchos lugares donde quisiéramos estar, pero pasamos de vista nada más, por el trabajo.

¿Qué le hace falta hacer antes de morir?

Bueno, seguir cumpliendo y cumplir a carta cabal con la ciudadanía en cada uno de los eventos que ellos piden y seguir trabajando fuerte para que cada una de las delegaciones tenga su estación de bomberos, tengan los bomberos su equipamiento, sus vehículos adecuados.

¿Cuál sería el playlist del último día de su vida?

No tengo la menor idea todavía de esa canción, ni del último día.

¿Cómo le gustaría morir?

Tranquilo, dormido, ya no amanecer. Yo creo que así va a pasar.