Ausencia de pago, principal queja en condominios del DF

En la capital hay 8 mil unidades con 3 millones de habitantes.

México

Aproximadamente 42 por ciento (2 mil 153) de las quejas que recibió la Procuraduría Social del DF (Prosoc) en unidades habitacionales, hasta septiembre de 2014 se debe a la falta de pagos de mantenimiento, informó el titular de la dependencia, Alfredo Hernández Raigosa.

En entrevista, detalló que esta falta de pago y la antigüedad de los complejos ha provocado que hasta 40 por ciento de las unidades habitacionales, 3 mil 200 de las 8 mil que hay en la ciudad, requieran de una “cirugía mayor”.

“Con las cuotas se mantienen jardines, instalaciones eléctricas, todo lo que son pasamanos, puertas de acceso, tinaco de agua (…) En la medida que no hay un solvente pago de cuotas y una eficiente administración se van deteriorando”, dijo.

El procurador social detalló que además de la morosidad se acumulan 508 quejas contra la administración (10%), 449 por afectación a la tranquilidad (9%), 404 por invasión de áreas comunes (8%) y 216 por filtraciones (4%)

En total, la Prosoc ha recibido 5 mil 109 quejas de vecinos entre las que también se encuentran el mal manejo de lugares de estacionamiento y la posesión de animales de compañía.

En el Distrito Federal existen alrededor de 8 mil unidades habitacionales conformadas por 70 mil edificios y 700 mil departamentos. En ellas viven aproximadamente 3 millones de personas.

Según la Prosoc, el primer paso para disminuir las quejas entre vecinos es dar capacitación a los administradores.

Hasta el mes pasado, la dependencia instruyó a 4 mil 698 personas para que puedan organizar a los condóminos y entiendan el papel que les corresponde como administradores. Y es que, según la Procuraduría Social, además de manejar los recursos, es fundamental que resuelvan los problemas entre los vecinos.

“Es donde estamos centrando nuestra idea de que el administrador es por esencia el primer mediador, conciliador, articulador de la vida condominal. En ese sentido, es importantísimo que los que tomaron el curso tengan la claridad de que mediar para resolver de manera pacífica los conflictos allana el camino para una mejor vida en el conjunto habitacional”, señaló.

Además, subrayó que uno de los puntos más importantes es la transparencia en el manejo de los recursos, por lo que se les señala la importancia de rendir un informe del trabajo mensualmente, tal como lo marca la ley.

Los administradores que se enfrentan a diario con los problemas vecinales señalaron que es necesario que la capacitación que reciben se pueda llevar a través de pláticas o folletos.

Por ejemplo, Victoria Lima, administradora del Condominio Monrovia en la colonia Portales Sur, aseguró que muchos de los vecinos no cumplen con sus pagos y tienen mascotas muy ruidosas, a pesar de que existen reglas claras en el complejo habitacional de 30 departamentos.

“Lo más problemático es la morosidad, pero también los animales, las fiestas a veces terminan a las tres o cuatro de la mañana, y aunque se les recuerda que hay reglamento, no lo respetan”, dijo.

En el complejo Hogares Ceylán de 740 departamentos, ubicado en Vallejo, el principal problema es el estacionamiento, pues únicamente tienen lugar 250 vecinos, lo que provoca desorden y discusiones, explicó la administradora del lugar, Patricia Vázquez.

“Es muy severo el problema, ahorita no es una comodidad tener el estacionamiento”, explicó.

Además, se enfrenta a la invasión de espacios comunes en la unidad, pues los vecinos colocan objetos personales para apropiarse de ellos o los dividen con macetas y rejas metálicas; “es cuestión de educación y de que la información de la Prosoc llegue a toda la gente, no solo a las administraciones”.