Edificio en la Condesa era hogar de 10 familias humildes: Asamblea de Barrios

El dirigente de la organización, Héctor González, aseguró que el edificio de la Condesa no es un centro de operaciones ilegales, sino el hogar de 10 familias humildes.
El túnel y bodegas encontrados en el edificio ocupado en Benjamín Hill son parte de los cimientos, según la Asamblea de Barrios Poniente.
El túnel y bodegas encontrados en el edificio ocupado en Benjamín Hill son parte de los cimientos, según la Asamblea de Barrios Poniente. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El edificio ocupado en Benjamín Hill por la Asamblea de Barrios Poniente, en la Hipódromo-Condesa, no era un centro de operaciones ilegales, sino el hogar de 10 familias humildes, dijo Héctor Mauricio González González, dirigente de la organización.

En entrevista con Milenio, comenta que los 10 departamentos del edificio, cateado este miércoles por la Procuraduría capitalina, no estaban deshabitados como informó la autoridad, sino que había familias completas a la hora del operativo.

A estas familias les fue facilitada la vivienda por parte de la Asamblea de Barrios Poniente, o son inquilinos del edificio desde hace varios años.

El dirigente dice que las familias desalojadas buscan ampararse, mientras que analizan hacer un campamento frente al edificio. Derivado de una denuncia de 2013 por despojo con violencia, el juez 21 penal del Reclusorio Oriente, Juan Chavarría, concedió una orden de cateo solicitada por el Ministerio Público a cuatro departamentos del edificio, el cual desde 2012 está ocupado por la Asamblea de Barrios Poniente.

En el operativo encontraron un túnel y bodegas vacías, además de nueve motocicletas y 313 petardos, mientras que no hubo detenidos ni se hallaron rastros de drogas o armas, según la Procuraduría.

Héctor González refiere que las llamadas "bodegas" y el "túnel" forman parte de la misma cimentación del viejo edificio, y que éstos no eran utilizados para ninguna actividad ilegal.

"Supongo que la orden de cateo del juez es con la finalidad de encontrar drogas y lo único que encuentran son posesiones, las motocicletas, los sótanos y eso es todo lo grave que logran localizar", dice.

Según informó la Procuraduría, los supuestos trabajos de albañilería para construir el túnel y las bóvedas presentarían un riesgo estructural para el edificio, por lo que se desalojó a todos los vecinos.

Al respecto, el entrevistado comenta que "como no encuentran una causa que justifique el aseguramiento del inmueble, y que puedan desalojar a los vecinos, nos inventan un dictamen de protección civil".

"Buscan vencer la resistencia de nuestra organización, que es una organización dedicada a la protección y defensa de los desalojos y a la construcción de vivienda popular con créditos de gobierno", dice.

Héctor González está consciente de las denuncias vecinales y periodísticas sobre la presunta ilegalidad que rodea al inmueble: hombres armados, delincuencia organizada, halcones y narcomenudeo. Según él, todos estos dichos son calumnias.

"Se está iniciando una campaña represiva y policiaca contra su servidor y de la Asamblea de Barrios. No hay una sola denuncia, sé que hay denuncias vecinales, pero no hay ni sola una denuncia formal. No les gusta que gente pobre, honrada y trabajadora estemos haciendo presencia", denuncia.

Afirma que "intereses inmobiliarios" muy fuertes que empujan el descrédito sobre su organización y el edificio que ocupan.

El dirigente se deslinda de las amenazas hechas al periodista Héctor de Mauleón, quien durante mayo y junio publicó columnas referentes a presuntos actos delincuenciales en el edificio de Benjamín Hill. Al periodista vía Twitter se le hicieron llegar mensajes como "ahora sí vivo cuando salgas de tu casa" y "ahora sí cuídate que sabes que estamos en todos lados", después del cateo de ayer en la propiedad.

Sobre el trabajo periodístico de Héctor de Mauleón, Héctor González dice que interpuso una demanda por daño moral en su contra y el periódico El Universal. También ha presentado una denuncia en contra del delegado de la Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, además de buscar la protección de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), según él.

"Poco a poco se apropiaron de la zona"

Bajo la condición de anonimato por razones de seguridad, habitantes de la colonia Hipódromo-Condesa cuentan cómo fue tener por vecinos a los integrantes de la Asamblea de Barrios Poniente, quienes invadieron el edificio de Benjamín Hill y Altata.

Narraran que en 2013 un grupo de personas armadas de entre 20 y 35 años llegó al edificio y desalojó a las familias que habitaban en él, sin permitirles al menos sacar algunas de sus pertenencias.

Este grupo respondía al nombre "Los Claudios", según una integrante del Comité vecinal de Hipódromo dos.

De acuerdo con la PGR, integrantes de este grupo han sido detenidos por los delitos de delincuencia organizada, secuestro, violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y contra la salud.

Hace un año, vecinos de la zona presentaron una denuncia por escrito en la Procuraduría capitalina y en la delegación Cuauhtémoc en la que señalan que en la zona "existe el cobro de derecho de piso a los locatarios del mercado sobre ruedas que se instala los martes, a los valet parking de los restaurantes".

Indicaron que "cuando existen pleitos y provocaciones frente al inmueble, han salido a relucir desde cohetones, que se lanzan desde la azotea del inmueble, armas largas y hasta cuernos de chivo".

"Poco a poco fueron apropiándose de la zona", platican los vecinos, "transformaron el ambiente completamente".

De acuerdo con los vecinos, desde la llegada de "Los Claudios" aumentó el robo de auto partes, robo a casa habitación y asaltos a transeúntes. Uno de los entrevistados, comenta que a los vendedores de pan y tamales los interceptaban para robarles su dinero y mercancía.

Una de las modalidades de asalto era chocar intencionalmente contra autos circulando cerca del edificio, obligando al conductor a bajar a revisar el daño. Mientras se negociaba el choque personas del edificio salían para apoyar y presionar con un pago o a despojar del vehículo al afectado, según los entrevistados.

Según los entrevistados, otra de las actividades que mantenían los ocupantes del edificio, era organizar cada fin de semana arrancones en la avenida Baja California; cobraban por utilizar el espacio a los restaurantes aledaños y a sus valet parking, a los oficinistas o comensales por dejar sus vehículos en la calle o a los comerciantes del tianguis de cada jueves de Benjamín Hill.

El 15 de diciembre de 2015 policías capitalinos iniciaron una persecución a dos camionetas que circulaban en la avenida Álvaro Obregón, la cual se impactó cerca del edificio de Benjamín Hill, donde se dio un enfrentamiento. El saldo fue un detenido y un lesionado.

"Los Claudios" están implicados en varias riñas políticas, una de ellas ocurrió en diciembre de 2013, cuando un grupo de ellos, plenamente identificado con el PRI en Cuajimalpa, irrumpió en el informe del diputado perredista Luis Espinosa Cházaro y lesionó a la reportera de MILENIO Liliana Padilla.

En mayo de 2015, el PRD capitalino acusó al grupo de "Los Claudios" de protagonizar una riña entre priistas y perredistas en Cuajimalpa, la cual dejó 25 heridos.

"No importaba caminar una cuadra más o darle la vuelta con tal de que ni te vieran", dice un vecino. "Era tierra de ellos", (...) los veías sentados afuera fumando mariguana acompañados de dos perros pitbull. Siempre era tener temor, preguntarte que día se iban a meter contigo".