Artesanía pirata deja ganancia de 22 mil mdp

Las piezas más plagiadas son alebrijes de Oaxaca, muebles de madera de Pichátaro, Michoacán; lacas de Chiapa de Corzo, Chiapas; juguetes tradicionales de madera, entre otros.

México

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco) informó que en 2014 la venta de artesanía pirata superó los 22 mil millones de pesos, equivalentes a 8 por ciento de los ingresos del comercio informal.

Según el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), las piezas más plagiadas son alebrijes de Oaxaca, muebles de madera de Pichátaro, Michoacán; lacas de Chiapa de Corzo, Chiapas; juguetes tradicionales de madera, madera incrustada con concha de abulón de Hidalgo, ámbar de Chiapas y rebozos de Tenancingo, Estado de México.

“El ambulantaje es el último eslabón de una compleja cadena de ilícitos que tienen origen en la piratería, falsificación y contrabando de productos”, señaló Ricardo Navarro Benítez, presidente de la Canaco.

Los productos están hechos a base de una cadena de producción a granel, con materiales sintéticos y costos que reducen hasta 300 por ciento el precio real, informó Tania Mosquera, directora de promoción de exportaciones de ProMéxico.

Por su parte, José Hernández, antropólogo adscrito a Fonart, aseguró que “los hechos más complicados se dieron entre 2008 y 2010, todavía en 2011, con temas como la guitarra de Paracho, Michoacán, porque empezaron a venderse piezas chinas de muy baja calidad y precio menor. Se ha replicado el producto mexicano hasta en el vidrio soplado de Jalisco”.

El también coordinador de proyectos especiales del fondo subrayó que la comercialización de la piratería se da en primera instancia por las importaciones chinas que, a su vez, son vendidas por ambulantes mexicanos que malbaratan el conocimiento cultural.