'Arrasan' hasta con comercios establecidos en centro del DF

Policías exigen a vendedores formales retirar mercancía de las fachadas, pues están fuera de los límites permitidos.
El Eje Central, libre de 'toreros' y productos sobre las banquetas.
El Eje Central, libre de 'toreros' y productos sobre las banquetas. (MicPhotoPress)

Ciudad de México

El operativo para combatir el ambulantaje en el Centro Histórico que inició el lunes pasado con mil elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF tomó por sorpresa no solo a los toreros, sino al comercio establecido, pues la mercancía que decoraba sus fachadas fue decomisada por estar fuera de los límites permitidos.

Jazmín, vendedora de mochilas en un negocio de la calle Correo Mayor, atestiguó cómo los policías retiraron las maletas y bolsas que exhibía: "Nos han dicho que la mercancía tiene que estar solo en el interior del local, no podemos colgar nuestros productos en la entrada porque se los llevan; me parece que no están siendo justos, porque nosotros no somos informales".

A Abigail Morales, una empleada de una tienda formal de ropa de mezclilla, le sorprendió la forma en que los policías rompieron la lona en que ofrecía sus productos al exterior del negocio. "Debe ir al interior", le dijo uno de los efectivos.

Con ganchos en las manos arrancaron de las paredes ropa, pelotas, mochilas, sombrillas, calcetines, juguetes y papelería.

"Se llevaron mi letrero porque estorbaba y no lo podía tener afuera, pero no se llevaron mercancía; creo que está bien el operativo para combatir el ambulantaje, que nos hace daño... muchos de mis compañeros viven de esto", refirió.

Al operativo se sumaron 50 motopatrulleros, conocidos como potros, que tienen la encomienda de controlar a los motociclistas que abundan en el primer cuadro de la ciudad, principalmente atrás de Palacio Nacional.

Ayer, los uniformados estacionaron sus motos en los cruces de Corregidora y Correo Mayor y en la esquina de República de Guatemala y Correo Mayor.

Los potros detuvieron a cuatro personas por vender en la calle, una de ellas un motociclista que no obedeció el alto marcado, por lo que fue alcanzado y detenido metros más adelante cuando intentaba meterse a un estacionamiento.

El sujeto fue sometido y su moto subida a una camioneta oficial al no poder comprobar su propiedad. Sin embargo, la secretaría de Seguridad informó más tarde que en el operativo no detuvo a ninguna persona.

"Me están llevando porque metí la moto al estacionamiento y los policías me patearon. No sé por qué me llevan si no cometí ninguna infracción. Considero que los operativos están bien, pero siento que abusan", dijo Carlos al subir a la patrulla.

Calles como Correo Mayor, Venustiano Carranza, Jesús María, Corregidora, Del Carmen, Justo Sierra, República de Colombia, Rodríguez Puebla y Pino Suárez, que en esta temporada se saturan de ambulantes por la venta de útiles escolares, lucen libres de informales; son supervisadas por granaderos para evitar que más de 800 toreros se reinstalen.

"Es una buena imagen tener el Zócalo sin ambulantes, es mucho más fácil caminar, comprar y transitar, es más fácil que la gente encuentre lo que quiere", dijo Patricia Puentes, clienta de esta zona.

Antonio Rodríguez, un vendedor de ropa, aseguró que la autoridad no tiene "conciencia" al no poderles ofrecer trabajo bien remunerado a los informales, "y lo único que está provocando es un estallido de violencia, porque no nos vamos a dejar".