Ambulantes serán obstáculo para los nuevos corredores

MILENIO recorrió esas rutas y detectó que comerciantes invaden carriles preferentes
Vendedores estacionan sus unidades sobre Eje 2 Norte y dificultan el tránsito en la zona.
Vendedores estacionan sus unidades sobre Eje 2 Norte y dificultan el tránsito en la zona. (Ilich Valdez)

Ciudad de México

Dos de los cuatro nuevos corredores de transporte que la Secretaría de Movilidad creará en los próximos meses enfrentarán a invasión de carriles por parte de comerciantes ambulantes, a la carencia de infraestructura adecuada para instalar las paradas y a la división de transportistas para crear la empresa concesionaria.

En diversos recorridos realizados por MILENIO se observó que en por lo menos cuatro kilómetros de los dos corredores, que irán de Peñón a San Isidro (por el Eje 2 Norte Transval y Manuel González) y de Pantitlán a Cuatro Caminos (por el Eje 1 Norte) se enfrentarán obstáculos para prestar un servicio de calidad, como lo busca la administración capitalina.

Las autoridades señalaron, a través de la Gaceta Oficial publicada la semana pasada, que esos dos corredores contarán con carriles preferenciales con elementos amigables para el tránsito, denominados vialetas, bolardos o botones, con lo cual serán de tipo preferencial para el transporte público.

El corredor planteado de Peñón al Panteón San Isidro correrá por el Eje 2 Norte a lo largo de un trayecto de casi 18 kilómetros.

Para modernizarlo, el gobierno planteó la llegada de 112 autobuses modernos, que generan menos emisiones contaminantes y reducirán los tiempos de trayecto, que actualmente son de dos horas.

Sin embargo, en un recorrido realizado desde Peñón hasta el Panteón San Isidro se comprobó que en ese corredor hay vehículos estacionados en doble y triple fila principalmente en el tramo de Eduardo Molina a Congreso de la Unión.

En ese punto se ubica El Rastro Viejo, donde se venden diferentes tipos de carne de res y de cerdo y se instala un tianguis.

Los vehículos de los carniceros y de los clientes que llegan a comprar se estacionan en doble fila e invaden el espacio del transporte público para descargar sus productos desde la madrugada y hasta la tarde.

Además, en el tramo de Congreso de la Unión a Avenida del Trabajo se ubican comercios de ropa y hay autos estacionados sobre uno de los carriles de circulación.

Dicho corredor también se enfrentan al problema de la conformación de la empresa concesionaria, pues de los 207 transportistas que la integrarían, hay un grupo de 15 que se ha declarado disidente y que incluso cambió microbuses por autobuses, que no cuentan con la autorización de las autoridades.

La empresa operadora se conformará por concesionarios de la ruta; sin embargo, hay un desacuerdo entre los transportistas que ya ha originado enfrentamientos.

El otro corredor que enfrentará problemas es el que va de Pantitlán a Cuatro Caminos, en el trayecto que se estimó para ir por el Eje 1 Norte.

El tramo más complicado solo tiene una extensión de 900 metros y va de Paseo de la Reforma a Circunvalación.

Actualmente esa vialidad cuenta con cinco carriles de circulación. Sin embargo, tres de ellos están ocupados por vendedores de Tepito.

Para ese corredor el gobierno contempla la operación de 86 unidades, que sustituirán a 64 autobuses y 218 microbuses.

Para atravesar el tramo de Circunvalación a Paseo de la Reforma, las unidades de transporte público salen del contraflujo.

La Secretaría de Movilidad tendrá que quitar a más de 300 comerciantes, que invaden el carril del transporte público, para poder dar paso a las unidades con las que se busca la reducción de tiempos de traslado y la modernización del transporte.