Deciden alumnos del IPN no entregar las escuelas

Jóvenes se atrincheran en la vocacional 11 luego de perder la votación para reanudar clases.

México

La Asamblea General Politécnica (AGP) decidió no levantar el paro de labores en 13 vocacionales, el Centro de Estudios Tecnológicos 1 y el CICS, pero resolvió reunirse hoy con el director del IPN, Enrique Fernández Fassnacht, para reafirmar la integración de las mesas permanentes que atenderán las denuncias de los estudiantes de cada unidad académica y la recalendarización del semestre.

La cita será en la dirección general del IPN a las 15 horas, pero en el encuentro con las autoridades politécnicas no se prevé que se resuelva la entrega  de las instalaciones, con lo que continuarán cerradas el lunes, mientras que el martes es día festivo para los trabajadores sindicalizados por ser 10 de mayo.

La AGP acordó mantener vigente la invitación al secretario de Educación, Aurelio Nuño, para que asista el jueves al auditorio Alejo Peralta del Centro Cultural Jaime Torres Bodet, en Zacatenco, a pesar de que el funcionario dijo que no asistirá.

Desde el jueves, las autoridades refrendaron el llamado a reanudar las clases este lunes para evitar la pérdida del semestre, pero ratificó “su determinación de mantener las puertas del diálogo permanentemente abiertas para encontrar solución a los pliegos petitorios y retomar labores académicas inmediatamente”.

El IPN informó que a pesar de que el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 11, Wilfrido Massieu, decidió levantar el paro en su asamblea local con 127 votos a favor y 68 en contra, los paristas se negaron a entregar el plantel y se atrincheraron en las instalaciones.

A pesar de que al inicio de la asamblea se acordó que se respetarían los acuerdos al final no ocurrió, con lo que al verse derrotados, aseguró el IPN en un comunicado, los paristas pidieron apoyo de alumnos de otras escuelas e informaron que no la entregarán.

La directora de la vocacional, María Antonieta Ríos, hizo votos porque los paristas atrincherados acepten la entrega del plantel, además solicitaron el apoyo de abogados del IPN, quienes trataron de persuadir a los inconformes para entregar las instalaciones y “evitar procedimientos administrativos, dado que es voluntad de la mayoría volver a clases”.