Ruta 13 denuncia que agresores están impunes

Rosalío Juárez, presidente de esa ruta, dijo que hay más de 20 denuncias penales y dos convenios de no agresión con la Ruta 1, sin embargo, han sido víctimas de robo y hasta de un homicidio.
Uno de los conductores que fue golpeado.
Uno de los conductores que fue golpeado. (Especial)

Ciudad de México

Trabajadores del volante y concesionarios de la Ruta 13 de microbuses que corre del Metro Taxqueña hasta Avenida del Imán, en la delegación Coyoacán, pidieron la intervención de las autoridades del Distrito Federal para frenar agresiones y hostigamiento que sufren desde hace casi ocho años y que ponen en riesgo su fuente de trabajo.

El presidente de dicha ruta, Rosalío Juárez Rodríguez, informó que tanto la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) como la Secretaría de Movilidad (Semovi) han recibido más de 20 denuncias penales y diversos oficios denunciando los hechos, pero no han actuado en contra de los responsables.

En entrevista, los afectados responsabilizaron a Fernando Ruano, dirigente de la Ruta 1 de microbuses, de ordenar a un grupo de choque dar golpizas, perpetrar intimidaciones y asaltos en contra de los choferes de la Ruta 13.

El dirigente de la Ruta 13 señaló que tan sólo en los últimos dos años han interpuesto diversas denuncias en la Procuraduría por lesiones de primero, segundo, tercer grado, robo y hasta por intento de homicidio, pues uno de los choferes fue baleado.

Mientras que en la ahora llamada Secretaría de Movilidad, antes Secretaría de Transportes y Vialidad, hay más de 40 oficios y dos convenios de no agresión de la Ruta 1 hacía la 13, que no han sido respetados, indicó.

Por ello, lamentó que la PGJDF tenga acumuladas las averiguaciones previas por agresiones contra los chóferes tan sólo por rebasar a los de la Ruta 1 o porque el pasaje prefiere irse con ellos, como lo muestran videos captados en el lugar de los hechos.

Afirmó que cuentan con videos y fotografías entregadas en las agencias ministeriales de las coordinaciones territoriales 1, 3 y 4 de Coyoacán, como prueba de su dicho y sin embargo, no hay detenidos.