Buscarán que robo de tapas de coladera sea delito grave

La propuesta la prepara el diputado Armando López Campa, de Movimiento Ciudadano, para presentarla en la Asamblea Legislativa DF, por el riesgo que esto significa para peatones y automovilistas.
El diputado Armando López Campa alista una propuesta para que el robo de tapas de coladera sea considerado delito grave, por el riesgo que esto representa para peatones y automovilistas.
El diputado Armando López Campa alista una propuesta para que el robo de tapas de coladera sea considerado delito grave, por el riesgo que esto representa para peatones y automovilistas. (Tomada de internet agu.df.gob.mx)

Ciudad de México

El coordinador del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Armando López Campa, presentará una iniciativa de ley para que el robo de tapas de coladera sea considerado delito grave.

El asambleísta refirió el caso del bebé que murió al caer en una coladera cuya tapa fue robada sobre la avenida Ignacio Zaragoza, lo cual confirma que este ilícito representa un serio peligro para peatones y automovilistas, además de las cuantiosas pérdidas que representa para las finanzas del gobierno capitalino.

Dijo que en el análisis de la propuesta para tipificar como delito grave el robo de tapas de coladera de la red hidráulica, se busca unificar criterios con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), a efecto de imponer penas de 5 a 10 años y de 500 a mil días de multa de unidades de cuenta de la Ciudad de México a los responsables de este ilícito, mismas que también aplicarían a quienes reciban las piezas robadas.

De acuerdo con el Sacmex, en 2013 se repusieron 622 tapas de coladeras, lo que significó una pérdida de 5 millones 900 mil pesos para el gobierno de la Ciudad de México.

López Campa consideró preocupante la incidencia en la comisión de este delito en la capital del país, así como los daños que causan al patrimonio del Gobierno del DF, que ha erogado más de 17 millones de pesos en la reposición de al menos mil 700 accesorios hidráulicos como tapas de coladeras y rejillas.

Reveló que durante los primeros 7 meses del año se recibieron 367 reportes de desaparición de accesorios de drenaje en toda la capital, y las delegaciones más afectadas son Gustavo A. Madero, Iztapalapa y Cuauhtémoc.

Aseguró que las tapas de coladeras tienen un costo de 4 mil 900 a 6 mil 200 pesos y, sumado a la mano de obra, reponerlas cuesta a las autoridades capitalinas unos 9 mil 500 pesos.

Recordó que en 2012, el robo de tapas de coladeras tuvo un mayor impacto al alcanzar las 843 piezas, lo que significó un gasto de más de 8 millones para el gobierno capitalino, mientras que hasta mayo del presente año hay 172 reportes, esto es, un gasto de más de un millón 600 mil pesos.