Diputados piden a rector de la UAM aclare uso de 350 mdp

La Diputación Permanente de la Asamblea Legislativa aprobó solicitar al rector Salvador Vega un informe pormenorizado sobre el destino de esos recursos públicos.
La Asamblea Legislativa aprobó solicitar al rector de la UAM, Salvador Vega y León, un informe pormenorizado sobre el destino de 350 millones de pesos.
La Asamblea Legislativa aprobó solicitar al rector de la UAM, Salvador Vega y León, un informe pormenorizado sobre el destino de 350 millones de pesos. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

La Diputación Permanente de la Asamblea Legislativa aprobó que el rector de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Salvador Vega y León, rinda un informe pormenorizado sobre el uso y destino de 350 millones de pesos de recursos públicos, de los cuales no se tiene certeza en qué se utilizaron, ya que se cancelaron becas y obras de teatro.

En el punto de acuerdo promovido por el presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Ciudad de México en la ALDF, el perredista Iván Texta, se indica que el informe que presente el rector debe hacerse extensivo a los alumnos de la institución educativa.

“El caso es sobre el uso de los recursos públicos destinados a construcciones en general y particularmente en el caso del teatro Casa de la Paz y de supuestas becas; es obligación de las autoridades asumir con responsabilidad su papel para resolver los problemas internos de la universidad y tomar parte activa en su defensa, ahora que los estudiantes iniciaron su lucha en contra de una política que parece buscar el desmantelamiento de la institución escolar”, señaló el legislador.

“Lamentablemente, la Universidad Autónoma Metropolitana está muy lejos de poder instruirle a sus alumnos la idea de lo justo cuando existe opacidad en su actuar, en el uso de los recursos públicos destinados al beneficio de los integrantes de su comunidad”.

En 2015 se asignó a la UAM un presupuesto de 350 millones de pesos, sin que hasta este momento se tenga certeza y transparencia de su destino.

En este ciclo escolar se negó a estudiantes el derecho a las becas de movilidad que año con año se les entregan; la inconformidad ante este hecho llevó incluso al cierre de la institución.

“Es indudable que el presupuesto que se asigna a la educación en México es insuficiente para cubrir la demanda total; sin embargo, el uso de los recursos públicos se ve afectado cuando existen intereses particulares por encima del beneficio de los estudiantes y la institución, la falta de transparencia y la mala administración de las autoridades. Esto es inadmisible”, dijo Texta.

Las irregularidades, agregó, ponen en riesgo el patrimonio de la universidad, como en el caso del teatro Casa de la Paz, que se mantiene cerrado desde 2012 bajo el argumento de la falta de recursos para completar su remodelación estructural.

El diputado indicó que en 2013 se gestionaron recursos federales por 5 millones de pesos en la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, que se tenían que canalizar a la Fundación de Egresados de la UAM y de ahí a la reconstrucción del teatro, sin que hasta este momento se rinda cuenta alguna sobre el tema.

MSP