ALDF desvincula multas de los salarios mínimos

Deberá modificar al menos 180 artículos que rigen sanciones, créditos y otros pagos.
El pleno de la Asamblea Legislativa en la sesión de ayer.
El pleno de la Asamblea Legislativa en la sesión de ayer. (Jorge Carballo)

México

El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó la Ley de Unidad de Cuenta de la Ciudad de México que sustituye al salario mínimo como parámetro para imponer multas, sanciones, conceptos de pago y créditos.

De acuerdo con el dictamen, aprobado con 49 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, la presentación obedece, entre otras cosas, a fomentar una equidad económica entre la clase trabajadora mediante la potenciación real del poder adquisitivo y tener una nueva medida que permita acabar con al desigualdad.

La aprobación de la unidad de cuenta permitirá desvincular al salario mínimo como parámetro de medida de las normas locales vigentes, incluidos cuatro códigos y 50 leyes.

En total deberán modificarse 180 artículos, donde se determinan las sanciones y multas administrativas, conceptos de pago y montos de referencia.

Una vez que entren en vigor, a partir del 1 de enero de 2015, la unidad de cuenta será la que se utilice para medir las sanciones, como se establece en la nueva ley, que consta de 55 artículos y cuatro transitorios.

Aprobada la nueva ley en el pleno, ahora será enviada al jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, para que se publique e incluirla en el paquete económico que se presentará el último día de noviembre de este año.

Manuel Granados, presidente de la Comisión de Gobierno en la ALDF, dijo que la propuesta es un parteaguas en esta Legislatura, que puede replicarse en los congresos locales y en el federal.

Expuso que nunca antes un actor político impulsó una propuesta de ese tipo, que es "el primer gran paso de un acontecimiento titánico en pro de la economía de los mexicanos.

"Tiene como propósito fomentar una equidad económica distributiva en la clase trabajadora, mediante la potenciación real del poder adquisitivo a través de un incremento en sus ingresos, con base en políticas económicamente factibles, socialmente responsables y bajo principios de estabilidad financiera, con el fin de que no incida negativamente en la economía del país", expuso el también coordinador del grupo parlamentario del PRD.

"Más de 60 millones de mexicanos viven por debajo de la línea de desarrollo, no tienen alcance para generar condiciones y obtener la canasta básica para su manutención y tener un visión de desarrollo y equidad".

La propuesta de Mancera fue presentada en agosto pasado e incluye un incremento del salario de 67.29 pesos a 82.86.

Voces de apoyo

Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico local, expuso que la ALDF mostró al país cómo se debe hacer el primer paso para un camino de incremento al salario mínimo y llevarlo a un nivel que cumpla con el mandato constitucional.

Expuso que hay pasos importantes a nivel local a favor de los ingresos de los capitalinos, pues luego de siete meses de diálogo se demostró que incrementar el salario mínimo es factible, porque no hay impedimentos jurídicos ni económicos.

Añadió que la propuesta del jefe de Gobierno no invade ámbitos federales, pues está la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, que es el órgano constitucional que establece los ingresos.

Otros diputados llamaron al Congreso de la Unión a realizar las modificaciones a las leyes federales y tener una unidad de cuenta para desindexar el salario.


NI AUMENTOS NI NUEVOS IMPUESTOS

El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, afirmó que para el próximo año no habrá incremento en las contribuciones ni se crearán nuevos impuestos para los ciudadanos con el fin de fortalecer los ingresos de su administración.

Al anunciar los beneficios fiscales 2015, el mandatario local explicó que únicamente habrá de actualización conforme a la tasa inflacionaria, marcada por el artículo 18 del Código Fiscal.

“Lo que estamos marcando aquí es no incremento a los impuestos, ni a las contribuciones, únicamente factor de actualización, sostenimiento de los subsidios, mejora a la atención de los grupos vulnerables y ampliación de la red de mecanismos de atención electrónica y remota de la Secretaría de Finanzas”, dijo.

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento detalló que entre los beneficios está un descuento de 8 por ciento durante enero y de 5 por ciento en febrero para los contribuyentes que paguen de manera anual el impuesto predial.

Y explicó que se mantendrán los subsidios a este impuesto de entre 50 y 25 por ciento; “como ustedes ven, estamos buscando que se fortalezcan las finanzas, que se logre una mejor atención”.
(Pedro Domínguez e Ilich Valdez/México)