ALDF debe resolver el conflicto de taxis

El secretario de Movilidad no quiere afectar el voto de 'Los Panteras', dice el asambleísta.
Granaderos impidieron que el contingente llegara al Zócalo.
Granaderos impidieron que el contingente llegara al Zócalo. (Héctor Téllez)

Ciudad de México

El conflicto entre Uber y los taxistas que operan en la Ciudad de México debe arreglarlo la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), señaló el diputado local, Federico Döring.

"Me parece que la Asamblea debe asumir el liderazgo, su rol como un órgano del gobierno de la ciudad y abrir una mesa de diálogo donde estén las dos visiones. Además, deben participar la Consejería Jurídica y la Secretaría de Movilidad, y que obtengan un consenso entre ambas partes. Con ello, ayudarán al gobierno a tomar la decisión", expuso.

"Ante la incapacidad de la autoridad en el conflicto que existe entre el servicio de transporte privado Uber y las organizaciones de taxistas en la Ciudad de México, este órgano legislativo debe encargarse de solucionar el conflicto que ayer paralizó distintos puntos de la capital y que se ha ido saliendo de control."

El legislador del PAN indicó que el conflicto entre Uber y los taxistas capitalinos obedece a que el GDF no quiere afectar sus intereses electorales con las organizaciones de taxistas como Los Panteras.

"Tenemos un secretario de Movilidad que juega de espectador y tenemos un gobierno que no quiere afectar el voto de Los Panteras y de todos los taxis, digamos que la cromática amarilla de los taxis no la quieren poner en riesgo antes del 7 de junio", manifestó.

Sostuvo que el GDF tiene la oportunidad de demostrar que puede trabajar en una solución integral para todos, con reglas mejores de competencia y mejores servicios para los capitalinos.

"El gobierno de la ciudad nos tiene que dar opciones para decidir si queremos Uber o si queremos un taxi. Uber paga impuesto sobre la renta, pero no paga derechos locales, los taxistas pagan derechos locales pero no pagan impuestos sobre la renta".


Protestan choferes

Cerca de 5 mil taxis ligados a Movimiento Regeneración Nacional y Movimiento Ciudadano realizaron ayer seis movilizaciones para exigir que no se legalicen a las unidades de Uber, Cabify y los taxis irregulares.

Los taxistas estuvieron encabezados por el candidato de Morena a diputado local Felipe de la Cruz, así como Eleazar Romero, que participa con Movimiento Ciudadano.

Las movilizaciones se reportaron en calzada de Tlalpan y Periférico, el Ángel de la Independencia, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Xola, calzada de Guadalupe, Santa Fe y Constituyentes. Incluso, un contingente buscaba llegar al Zócalo capitalino para protestar con sus unidades frente a la sede del GDF.

Sin embargo, las secretarías de Gobierno, Movilidad y Seguridad Pública montaron un operativo especial para no permitirles el paso hacia la zona centro.

Los taxistas que se encontraban en el Ángel de la Independencia comenzaron a marchar rumbo al Zócalo. La movilización la encabezaron varias unidades de taxis, mientras que choferes, dueños y concesionarios los siguieron a pie.

En respuesta, el servicio de Uber anunció que los usuarios tenían la opción de tomar dos viajes gratis, No obstante, por la tarde el servicio se saturó y no había unidades.