Castigarán a despachos que intimiden en cobranza

La ALDF aprobó que los representantes de estos locales sean sancionados con cárcel o paguen multas de hasta 20 mil pesos si recurren en amenazas, violencia u hostigamiento para cobrar una deuda.
Discusión en la ALDF del presupuesto de 2014
(Notimex)

Ciudad de México

Los representantes de despachos de cobranza en la Ciudad de México serán privados de su libertad o sancionados hasta con 20 mil pesos si mediante amenazas, violencia, intimidación u hostigamiento físico o telefónico, pretenden cobrar una deuda.

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó la madrugada de este jueves con 44 votos a favor la creación de un nuevo tipo penal con el que la cobranza no deberá ser fuera de los procedimientos judiciales ni empleando amenazas, violencia, intimidación, hostigamiento o acoso.

Con la creación del artículo 209 bis del Código Penal se sancionará a las personas de despachos jurídicos contables o representantes de bancos y tiendas que otorguen un crédito, y que quieran cobrar el saldo de las formas ya mencionadas.

Las multas oscilarán de 150 a 300 salarios mínimos y de seis a dos años de cárcel pero será el juez quien determine a qué tipo de sanción serán acreedores según sea el caso explicó la diputada del PAN, Olivia Garza de Los Santos, quien impulsó la propuesta.

Las llamadas cobranzas extrajudiciales que hacen "prácticas atentatorias" a la dignidad de las personas, al obligarlas a la reparación del daño correspondiente, teniendo entre sus prácticas más comunes realizar llamadas en la noche, en la madrugada, en fines de semana o enviar mensajes intimidatorios a hogares y lugares de trabajo.

Asimismo, en la propuesta se destaca que por ninguna razón deben enviarse al deudor documentos que aparenten ser escritos judiciales, comunicaciones a terceros ajenos a la obligación, ya sea por medio de alta voces o cualquier otro medio de comunicación en las que se dé cuenta de la morosidad.

La creación del artículo el DF busca proteger las garantías enmarcadas por el derecho a la vida privada, a la paz y a la seguridad de las personas, enfatizó Garza de los Santos.