Aprueba ALDF crear su propio canal de televisión

A partir de septiembre los asambleístas podrán utilizar la señal del Canal 21, mejor conocido como Capital 21.
Discusión en la ALDF del presupuesto de 2014
Pleno de la ALDF (Notimex)

Ciudad de México

Con 50 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó el dictamen que plantea la creación de su canal de televisión, el cual comenzará a operar en septiembre de este año.

La asamblea podrá utilizar la señal del Canal 21, mejor conocido como Capital 21, para difundir las tareas que realiza, en cumplimiento a la firma de convenio que se llevó a cabo el año pasado entre el presidente de la Comisión de Gobierno, Manuel Granados y el jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera.

"El canal contará con independencia editorial, autonomía de gestión financiera, garantías de participación ciudadana, reglas claras para la transparencia y rendición de cuentas, defensa de sus contenidos, opciones de financiamiento, pleno acceso a tecnologías de punta, entre otras", explicó el coordinador del Partido Verde Ecologista de México, Raúl Nava Vega, durante su intervención en tribuna.

En tanto, el coordinador de PAN en la ALDF, Federico Döring señaló que la sexta legislatura está sentando un precedente histórico al constituir el Canal Televisivo de la asamblea.

Señaló que será a partir del próximo periodo ordinario de sesiones, cuando el canal 21.1 inicie operaciones, con la difusión de trabajo del pleno, pero también de las actividades en comisiones y de los 66 diputados que la conforman, "bajo los principios de objetividad, veracidad, ética, pluralidad y transparencia".

La dirección del canal aún se desconoce, pero el panista señaló que quien lo dirija será un personaje técnico y no político, y entre los principales requisitos se encuentran: que tenga conocimiento en la materia y que no haya desempeñado un cargo o tenga relación con partidos políticos, así cono no haber sido postulado para cargos por partidos o asociaciones políticas cuando menos los últimos cinco años anteriores a su designación.