Museo de la Ciudad de México a medio siglo de actividades

Con tres exposiciones que se exhibirán hasta febrero de 2015, el recinto declarado patrimonio nacional conmemorará 50 años.

Ciudad de México

Con la inauguración de tres exposiciones: Azul de lontananza. Joaquín Clausell y sus contemporáneos, Del alarife al arquitecto: Francisco Guerrero y Torres. Alarife de la Ciudad de los Palacios y Pedro Ramírez Vázquez. Arquitecto de la modernidad, prevista para este jueves 13 de octubre, el Museo de la Ciudad de México conmemorará, medio siglo de vida.

A decir de José María Espinasa, director del Museo de la Ciudad de México, este inmueble lo construyó en 1776 el arquitecto criollo, Francisco Antonio Guerrero y Torres, como el Palacio de los Condes de Calimaya, a donde un siglo después llegaría a vivir el precursor del paisaje en México, Joaquín Clausell.

En el año de 1931, después de haber funcionado como "casa grande", vecindad y accesoria, este inmueble fue declarado patrimonio nacional. Tres décadas después, en se decretó que el palacio se convertiría en el Museo de la Ciudad de México, para lo cual, fue remodelado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez.

El habitante ilustre

La muestra Azul de lontananza. Joaquín Clausell y sus contemporáneos, montada bajo la curaduría de Luisa Barrios, pretende mostrar al espectador el México que ya no existe pero que se puede conocer a través de la obra del reconocido paisajista.

La especialista ofreció un recorrido por esta exposición, donde se recrea el entorno estético de Clausell, uno de los habitantes más ilustres de la casa de los Condes de Santiago de Calimaya, tras contraer matrimonio con una de las descendientes de esa familia.

Fue un pintor autodidacta y abogado de profesión, que al manifestar su repudio a la reelección de Porfirio Díaz, tuvo que exiliarse, así llegó a Francia, donde conoció a Monet y Paul Cézanne, que quienes asimiló la corriente del Impresionismo e introducirla a México.

La muestra reúne alrededor de 30 obras pictóricas del mismo Clausell, pero también de Diego Rivera y de Gerardo Murillo, el Dr.Átl. Al final, se exhiben 64 documentos epistolares y hemerográficos sobre Clausell, así como manuscritos del artista, material filmográfico y fotográfico de época.

Las otras dos exposiciones

La exposición Del alarife al arquitecto, la conforman dos secciones, la primera titulada: Francisco Guerrero y Torres. Alarife de la Ciudad de los Palacios, donde se reflexiona sobre el legado arquitectónico barroco, que Francisco Antonio Guerrero y Torres realizó en la Ciudad de México. Y la segunda, referente a la remodelación del edificio por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez para que el inmueble pueda convertirse en el Museo de la Ciudad de México.

Las muestras se presentarán hasta el 22 de febrero del 2015, en el Museo de la Ciudad de México, ubicado en calle de Pino Suárez 30, en el Centro Histórico.