Concluye 172 representación de la Pasión y muerte de Cristo

El actor Daniel Agonizantes caminó con una cruz de madera sobre su hombro hacia el Cerro de la Estrella, donde fue crucificado entre las miradas de vírgenes, nazarenos y capitalinos.

Ciudad de México

Daniel Agonizantes, el Cristo de Iztapalapa de este año, fue crucificado en el Cerro de la Estrella como parte de la 172 representación de la Pasión de Cristo.

Ante una multitud, el Cristo de Iztapalapa fue enjuiciado, recorrió los dos kilómetros que separan el Jardín Cuitláhuac del Cerro de la Estrella con una cruz de madera sobre el hombro y después fue crucificado.

Por lo menos 411 actores, 136 de ellos con parlamentos y 275 en los cuadros internos, además de 500 extras y dos mil 500 nazarenos, dieron vida a los pasajes bíblicos que recuerdan las últimas horas de vida de Jesucristo.

Vírgenes y nazarenos realizaron una procesión por las calles de Iztapalapa, previo al juicio de Jesús, interpretado por Daniel Agonizantes Buendía.

Durante los azotes a Jesús se escuchó una interpretación del tenor Fernando de la Mora.

Las miles de familias que se dieron cita en Iztapalapa para ver el Viacrucis se cubrían del sol con sombreros y sombrillas, al tiempo que disfrutaban de los antojitos mexicanos que se vendían en las calles de la delegación.

Personal de la Secretaría de Salud del Distrito Federal abasteció con agua y ofreció primeros auxilios a los nazarenos que se ampollaron los pies al caminar descalzos por las calles.

De acuerdo con Emilio Hernández González, encargado de la carpa de atención médica ubicada en el Jardín Cuitláhuac, hasta las 14:00 horas se habían ofrecido 500 atenciones, principalmente por deshidratación y dolor de cabeza, producto del intenso calor.

Las cruces de don Ernesto

Ernesto Miranda es el carpintero que desde hace 20 años elabora las cruces para el viacrucis en Iztapalapa. En esta 172 representación de la Pasión y muerte de Cristo obró unas 30. Era Jueves Santo y don Ernesto cortaba la madera para la última cruz.

Los pedidos le fueron hechos desde hace una semana y en casi siete días talló la madera de las que serían la carga de los nazarenos, como se les llama a las personas que participan en esta conmemoración.

Al acto asisten niños, jóvenes, mujeres, enfundados en camisones color morado, algunos descalzos, otros con sandalias.

La última cruz que elaboró don Ernesto es la de su hijo que, desde sus 5 años, participa en este recorrido. Ahora tiene 17 años y mantiene viva su pasión. Incluso considera que en un par de años llegue a representar a Jesús.

Desde las 8 de la mañana de este Viernes Santo, los nazarenos comenzaron su andar por las calles Aztecas, 5 de Mayo, Toltecas, Cobos, Comonfort, Ayuntamiento, Hidalgo, Juan Álvarez, Moctezuma, Allende, Ayuntamiento, Lerdo y Explanada Jardín Cuitláhuac.

A lo largo del recorrido, los nazarenos fueron acompañados por al menos 411 actores, entre ellos Daniel Agonizantes Buendía, quien interpretó a Jesús. Las cruces de don Ernesto figuraron entre la multitud.

Con información de Notimex.