• Regístrate
Estás leyendo: West Ham veta de por vida a aficionados que invadieron campo de juego
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 04:58 Hoy

West Ham veta de por vida a aficionados que invadieron campo de juego

La directiva de los 'Hammers', anunció que cinco fanáticos fueron expulsados para siempre del Estadio Olímpico de Londres tras romper las barreras de seguridad en el partido ante el Burnley

Publicidad
Publicidad

EFE

El West Ham United anunció este jueves la expulsión de por vida durante los partidos del equipo de Londres de cinco aficionados acusados de cruzar las barreras de seguridad y saltar al césped durante el encuentro del pasado 10 de marzo ante el Burnley.

En un escrito emitido en su página web, el West Ham señaló que estos individuos "cometieron actos de violencia y agresión física", por lo que se les ha prohibido la entrada a los partidos que el West Ham dispute tanto fuera de casa como en el Estadio Olímpico de Londres.

Además, varias personas han sido suspendidas de por vida también por lanzar monedas y objetos hacia la zona del palco donde se situó la directiva con intención de hacer daño.

El West Ham está investigando, junto a la policía y a la seguridad del estadio, más incidentes de violencia e invasiones de campo, por lo que el club espera comunicar más sanciones gracias a la ayuda de testigos y de las cámaras que grabaron el partido.

El pasado 10 de marzo, en el encuentro ante el Burnley que acabó con victoria de los 'Clarets' por 0-3, tras el tanto inicial de Ashley Barnes, un seguidor local saltó al terreno de juego y fue expulsado a golpes por Mark Noble, capitán del West Ham.

Tras la reanudación del juego, el delantero neozelandés Chris Wood marcó el segundo de los visitantes, lo que desató la ira de la afición, que comenzó a mandar mensajes y hacer cánticos hacia los dueños del club, David Sullivan y David Gold.

Con el tercer y definitivo tanto, el encuentro fue detenido después de que varios aficionados más saltaran también al terreno de juego, mientras que la grada se giró hacia el palco y empezó a increpar a los mandatarios.

La propia seguridad del estadio tuvo que llevarse a los directivos, antes del pitido final, para evitar que la situación fuera a mayores, ya que centenares de aficionados se agolparon enfrente del palco increpando a los responsables del equipo.

El West Ham es, en estos momentos, décimo séptimo en la clasificación de la Premier League, con 30 puntos, lo que le sitúa dos unidades por encima del Southampton, que marca el descenso.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.