• Regístrate
Estás leyendo: Vejaciones a mujeres gitanas son perseguibles por ley
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 06:12 Hoy

Vejaciones a mujeres gitanas son perseguibles por ley

La Defensora del Pueblo, considera que la conducta de los seguidores del equipo de futbol holandés supone "una manifestación insidiosa de intolerancia y discriminación, basada en la raza o en el origen nacional o social".

Publicidad
Publicidad

EFE

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha calificado de "inaceptable y vergonzoso" el comportamiento vejatorio de los hinchas del PSV Eindhoven contra un grupo de mujeres gitanas que mendigaban en la Plaza Mayor de Madrid y ha recordado que estos hechos "son perseguibles en nuestro ordenamiento jurídico".

En un comunicado, la Defensora del Pueblo considera que la conducta de los seguidores del equipo de futbol holandés supone "una manifestación insidiosa de intolerancia y discriminación, basada en la raza o en el origen nacional o social".

Becerril sostiene que "el trato denigrante constituye un ataque directo a los principios de libertad, respeto a la dignidad de las personas y a los valores superiores que constituyen el fundamento del nuestro Estado".

En su opinión, no conviene olvidar que este tipo de actos no solo atacan o ponen en riesgo la dignidad individual, sino también la colectiva porque constituyen violaciones directas de los principios de libertad, igualdad, dignidad, democracia, respeto a los derechos humanos y de las libertades.

Estas actitudes representan "una amenaza para la convivencia y la paz social", subraya Becerril, quien apunta que "ninguna sociedad democrática puede permitirse abandonar la defensa de la dignidad humana".

La Defensora del Pueblo responde con la mayor contundencia a estos incidentes cometidos por motivos de odio y discriminación y reclama la debida atención a las víctimas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.