• Regístrate
Estás leyendo: Un Kid’s Day diferente en Acapulco
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 14:48 Hoy

Un Kid’s Day diferente en Acapulco

La tradicional celebración del Abierto de esta ciudad de Tenis con los niños, se convirtió en la apertura ideal de la edición 25 del torneo

Publicidad
Publicidad

Para esta edición 25 del Abierto Mexicano de Tenis, el tradicional Kid’s Day cambió de formato y en lugar de celebrarse a la mitad de la semana, con algunos jugadores ofreciendo una clínica para los niños, se convirtió en una exhibición de las estrellas para calentar motores.

Con las gradas del Estadio Pegaso llenas de niños de varias instituciones, algunas de las figuras del torneo de Acapulco ofrecieron una tarde de risas y tenis.

Para abrir la función, hubo un encuentro de dobles mixto, por un lado, el japonés Kei Nishikori y la francesa Alizé Cornet y por el otro el argentino Juan Martín del Potro y la también gala Kristina Mladenovic, quienes se enfrentaron en un duelo a tres sets que ganaron los primeros en dos; sin embargo, lo mejor fueron los pasos de baile de las dos protagonistas de la WTA.

Luego, niños y niñas participaron en los raquetazos, que consistían en pegarle con la pelota a unas raquetas gigantes instaladas en la cancha, ahí destacó el sudafricano Kevin Anderson.

Un poco más tarde llegó otro duelo de dobles, con el español Feliciano López a la cabeza, eligiendo parejas de entre los infantes en el recinto; después una competencia de relevos, que ganó la estadunidense Sloane Stephens, a pesar de la gran actuación de uno de los niños que se llevó los mayores aplausos.

La jornada terminó con un platillo de lujo, el duelo entre los campeones del Abierto Mexicano, por un lado los españoles Carlos Moyá y Rafael Nadal, monarcas en un par de ocasiones cada uno y por el otro, el también ibérico David Ferrer, quien ha levantado cuatro veces El Guaje y el estadunidense Sam Querrey, todavía dueño de la corona.

El partido creció en intensidad conforme avanzó, con aces y golpes contundentes de derecha sobre todo de Rafa; sin embargo, el triunfo fue para Ferrer y Querrey, después de un disputado tercer set que se cerró 10-7, el de Jávea le dio el mérito al norteamericano, “jugar con un compañero que saca tan bien es más fácil”.

Tras el encuentro, el de Manacor realizó su entrenamiento de cara al comienzo del torneo, porque la parte competitiva del Abierto Mexicano está por comenzar.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.