• Regístrate
Estás leyendo: Ernesto Escobedo, desolado
Comparte esta noticia

Ernesto Escobedo, desolado

El estadunidense de origen mexicano cayó en la primera ronda del Abierto de Los Cabos
Publicidad
Publicidad

A punto del llanto, el tenista estadunidense de origen mexicano, Ernesto Escobedo, intentaba explicar su eliminación en el primer partido del cuadro principal del torneo de Los Cabos 2018 ante su compatriota, Michael Mmoh por 6-3, 4-6 y 6-1, "solo tengo que jugar mejor", repitió una y otra vez en inglés. 

El norteamericano, uno de los favoritos del público en Baja California Sur por sus raíces mexicanas, volvió a quedar fuera en la primera ronda del certamen 250 de la ATP, luego que el año pasado cayó ante el español Fernando Verdasco. 

Esta vez la derrota dolió más, el norteamericano ha pasado de ocupar el puesto 83 hace un año a ser el 195 del ranking mundial, y sumar apenas tres victorias en la gira en lo que va de la temporada. 

"Fue un partido complicado para mí, no jugué tan bien, él lo hizo mejor...No tengo palabras, es una derrota dura, tengo que mejorar", argumentó. 

"Tengo que jugar mejor, entrenar más, es mi vida, tengo que mejorar", repitió en su breve explicación del encuentro. 

Escobedo enfrentó a Mmoh, nacido en Arabia Saudita hace 20 años, pero de nacionalidad estadunidense, quien ocupa el lugar 121 de la clasificación y que aprovechó los errores de su rival. 

En el primer set, luego de un duelo parejo, con poco ritmo debido al calor que aún se sentía en la cancha, Mmoh rompió cerca del final, suficiente para, con su potente servicio, quedarse con la manga. 

Ernesto no se intimidó. En el segundo capítulo fue más agresivo ante el estilo de su adversario de esperar desde el fondo, confiando en su saque y en su derecha. 

Escobedo rompió en el séptimo juego y con tres oportunidades para quedarse con el episodio, mostró lo mejor de su repertorio para concretar con un sólido drive. 

El momento parecía del favorito de la gente, pero el cuarto game fue el decisivo. Ernesto fue incapaz de meter el primer saque, se metió en problemas en el 15-30, luego en el 15-40 y estrelló la pelota en la red para regalarle el break a Mmoh. 

Víctima de su desesperación, golpeó una bola por el cielo de Los Cabos lo que le valió la advertencia del juez de silla, pero de poco importó, Michael se mantuvo concentrado y definió el encuentro con el contundente 6-1 para tristeza de Ernesto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.