• Regístrate
Estás leyendo: Irán, una incógnita de gran peligro
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 06:09 Hoy

Irán, una incógnita de gran peligro

Los Príncipes de Persia estarán en Rusia 2018 compitiendo, como víctimas, en uno de los sectores más difíciles del certamen, aunque no se descarta una sorpresa por este equipo
Publicidad
Publicidad
Manchester City
Manchester
15 de Diciembre
Fútbol
Liverpool
15 de Diciembre
Liverpool FC
Liverpool
15 de Diciembre
Watford FC
Watford
15 de Diciembre
Wolverhampton Wanderers
Wolverhampton
15 de Diciembre
Fulham
London
15 de Diciembre

Un punto. Será, posiblemente, a lo más que aspire la selección iraní para esta Copa del Mundo. Y es de esperarse. De las cuatro Copas del Mundo a las que este equipo se ha logrado clasificar, en tres de ellas sólo han rescatado un empate, exceptuando aquella victoria, la única de toda historia en un Mundial, la cual se dio ante Estados Unidos el 21 de junio de 1998, en el Stade de Gerland, en Lyon. Ante esto, (¿Por qué no?) Irán igualmente podría soñar con consolidar una victoria en este certamen.


Un empate y a casa. Así fue como este equipo sorprendió en su primera incursión en un Mundial, la cual data de Argentina 1978, esto al arrancarle un empate a Escocia y perder, como se esperaba, ante Holanda y Perú. De ahí, debido a un estancamiento futbolístico de casi 20 años, provocado por los diversos problemas sociales, políticos y bélicos, Irán se ha consolidado como una escuadra de respeto en Asia; no por nada, se ha clasificado a cuatro de las últimas seis Copas del Mundo (1998, 2006, 2014 y 2018), y, por primera vez, han logrado ligar participaciones consecutivas. Así como hace 40 años, los 'Príncipes de Persia' se darían por bien servidos con un empate, pero la experiencia que han adquirido, de la mano de Queiroz, puede hacerlos soñar con algo más.


Para este Mundial, se encontrarán en el sector B, junto a Portugal y España, los últimos dos Campeones de Europa; pero, tal y como se constató en su duelo ante Argentina de hace cuatro años, Irán es un equipo que puede meter en serios aprietos a cualquiera. Sus posibilidades en la Copa del Mundo corren a partir de su choque ante Marruecos, puesto que, en caso de ganarlo, más allá de dar un golpe de muerte a las posibilidades de los africanos, les otorgaría la oportunidad de soñar con avanzar, dado que sólo estarían obligados a arrebatarle un punto a los lusos o a los españoles, el cual bien pudiera financiarse mediante su gran orden defensivo.

EL EQUIPO

A diferencia de lo ocurrido en el 2014, cuando varios jugadores dejaron a la selección durante las concentraciones, o renunciaron a sus llamados, Carlos Queiroz, a pesar de los problemas que llegó a tener con los dirigentes iraníes, ha logrado que esta selección madure, conformando un cuadro sólido, el cual prioriza el orden en su zona de seguridad; ejemplo de ello, es el récord de imbatibilidad que impusieron durante la eliminatoria en Asia, al no recibir un gol en 12 partidos seguidos, cumpliendo con una marca de mil 108 minutos, equivalentes a cerca de 20 horas consecutivas de juego. De hecho, sólo permitieron cinco tantos en los 18 encuentros que disputaron durante el proceso clasificatorio.


Con lo anterior, la portería estará resguardada por Beiranvand; delante de él, estará la sólida línea defensiva iraní, compuesta a partir del veterano Pejman Montazeri, quien es acompañado por Reza Khanzadae, o bien, por Morteza Pouraliganji, mientras que las bandas estarán a cargo de Rezaeian y Mohammadi. En referencia al mediocentro, la tarea en la recuperación será para Ezatolahi, quien, si es que así lo dispone Queiroz, se puede llegar a complementar con Dejagah; Shojaei y Hajsafi serán los encargados de distribuir el juego en calidad de interiores.


Para el ataque las opciones también son de buena calidad, teniendo como una de sus principales figuras a Jahanbakhsh, quien es –quizá- la pieza más explosiva y polivalente que tiene Irán, prueba de ello es la gran temporada que hizo en Holanda con el AZ Alkmaar; por el costado izquierdo estará Arimi o Ghoddos. En punta, a sus 22 años, estará Sardar Azmoun, el denominado ‘Messi iraní’, un todo terreno, quien posee un olfato goleador nato, siendo respaldado por el experimentado Reza Ghoochannejhad y por Karim Ansarifard.

LA FIGURA

Pejman Montazeri (Esteghlal | 34 años)

El líder de todo el sector defensivo de Irán. Inamovible en la defensa central, de toda la confianza de Queiroz. Con la salida de jugadores referentes, tales como Ali Karimi y Javad Nekounam, se ha vuelto, junto a Masoud Shojaei, capitán del equipo, uno de los referentes más importantes de esta selección.


JUGADOR A SEGUIR

Alireza Jahanbakhsh (AZ Alkmaar | 24 años)

Ya dio una muestra de lo que es capaz en el Mundial de Brasil 2014. De hecho, uso dicha Copa del Mundo como un escaparate. Ahora, cuatro años más tarde, el extremo derecho del AZ Alkmaar está llamado a ser uno de los futbolistas del año en la liga de Holanda, esto por la gran producción de tantos que salen de los pies de este jugador; casi 40, para dar una idea en esta temporada. Es, actualmente, uno de los proyectos más interesantes en los Países Bajos.


LA PROMESA

Sardar Amzoun (Rubin Kazán | 22 años)

Muy joven pero con un olfato goleador privilegiado. Actualmente en el Rubin Kazán, de Rusia, es un elemento muy polivalente, sabe colaborar con el juego y en un futuro cercano se convertirá, de seguir en este paso, en un elemento muy solicitado por los clubes de renombre de Europa.


POSIBLE XI

Beiranvand; Rezaeian, Montazeri, Khanzadeh, Mohammadi; Arimi, Hajsafi, Ezatolahi, Jahanbakhsh, Hajsafi; Amzoun. DT. Carlos Queiroz.


CALENDARIO

Irán debutará el 15 de junio ante Marruecos, en San Petersburgo. Tras este partido, se dirigirán a Kazán, para medirse a España el día 20; posteriormente, cerrarán, en Saransk, ante Portugal, el 25.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.