• Regístrate
Estás leyendo: Gritan el triunfo de Corea en Parque México
Comparte esta noticia

Gritan el triunfo de Corea en Parque México

Mundial Rusia 2018

Los aficionados mexicanos vivieron al borde del asiento el partido de México contra Suecia, pero celebraron la victoria de los ‘Tigres de Asia’
Publicidad
Publicidad
Zenit de San Petersburgo
Saint Petersburg
18 de Noviembre
Once Caldas
Manizales
18 de Noviembre
La Equidad
Bogot&aacute
18 de Noviembre
Alcorcón
Alcorcón
18 de Noviembre
Málaga CF
Malaga
18 de Noviembre
Selección de fútbol España
Las Palmas De Gran Canaria
18 de Noviembre
UD Las Palmas
Las Palmas
18 de Noviembre

Fueron 90 minutos de miedo, incertidumbre y emociones a tope. Los aficionados en la Ciudad de México vivieron con intensidad el último juego del Tri en esta fase de grupos del Mundial Rusia 2018. 

Desde que rodó el esférico en la Arena Ekaterinburgo, los seguidores de la selección mexicana -reunidos en la terraza del Hotel Parque México- se entregaron completamente a un partido simbólico, pues se trataba de un ‘vida o muerte’ para el cuadro de Juan Carlos Osorio.

Las atajadas de Guillermo Ochoa emocionaron a los presentes y mantuvieron vivas las esperanzas para avanzar a la ronda eliminatoria. Un miedo que surgió desde que se supo que México podía quedar fuera del Mundial pese a tener seis puntos.

Pero la calma comenzó a desaparecer cuando Augustinsson abrió la pizarra al minuto 62. Un tanto que cayó por sorpresa ante la zaga mexicana. Y a la par, los asistentes estaban al pendiente de sus teléfonos para seguir el encuentro entre Alemania y Corea del Sur.

Un polémico penal -causado por Héctor Moreno- trajo la preocupación al recinto. Granqvist lo hizo efectivo y los nórdicos ya ganaban 2-0.
México seguía necesitando un gol para mantener la calma, pero el autogol de Edson Álvarez al 74' obligó a depositar las esperanzas de todos en Corea del Sur, que mantenía el 0-0.

Ya todos comenzaron a prestar atención a sus dispositivos móviles. Kim Young-Gwon enloqueció a los hinchas mexicanos al 90+2, cuando abatió a Manuel Neuer. Y cuando Son Heung-Min definió el 2-0, la afición Nacional celebró la victoria asiática como si fuera propia.

Así, los mexicanos adoptaron a la selección coreana como propia, pues ayudaron a mantener el sueño mundialista del Tri.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.