• Regístrate
Estás leyendo: Razones para otra decepción en Dallas
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 22:05 Hoy

Razones para otra decepción en Dallas

Tras un prometedor 2016, los Vaqueros  han tenido otra temporada para olvidar, debido a varias situaciones ocurridas en la campaña

Publicidad
Publicidad

La Afición

Tras la derrota de los Vaqueros de Dallas el domingo ante los Halcones Marinos de Seattle, se confirmó la eliminación de cualquier posibilidad de playoffs para el equipo de la Estrella Solitaria, en una campaña que arrancó con grandes ilusiones, después que los texanos tuvieran la mejor marca de la Conferencia Nacional en el 2016.

Sin embargo, problemas a la defensiva, un ataque que siempre estuvo al pendiente de la sanción a su corredor estelar Ezekiel Elliott, y las lesiones inoportunas de hombres irremplazables, entre otras situaciones, provocaron que los dirigidos por Jason Garrett nadaran a contracorriente durante todo el año, para quedarse con las manos vacías con una semana más por disputar en esta temporada 2017.

Las razones de esta debacle apuntan a la directiva encabezada por Jerry Jones, pero también a los entrenadores, sobre todo por la continuidad de Garrett y a jugadores como Dez Bryant, lejos del nivel esperado.

Ahora queda un largo trabajo por hacer en las oficinas a partir de este lunes, cuando comience el sexto receso sin postemporada en los últimos ocho años, con el objetivo de regresar a un Super Bowl, lo que no ocurre desde la campaña de 1995.

AGENCIA LIBRE

Después de tener la defensiva 26 global por aire, estaba claro que un área a corregir para los Vaqueros de cara al 2017 era la secundaria; sin embargo, durante el receso dejaron ir a los esquineros Brandon Carr y Morris Claiborne y a los safeties Barry Church y J.J. Wilcox que no rindieron de la forma esperada, para reemplazarlos con los novatos Chidobe Awuzie, Jourdan Lewis y Xavier Woods.

Aunque mejoró al lugar 20, durante este verano se deberá volver a construir este departamento, para mejorar las apenas nueve intercepciones que suma la franquicia este año.

LAS LESIONES

El líder moral de la defensiva de los Vaqueros, Sean Lee, propenso a las lesiones, se perdió de las Semanas 4 a la 6 y luego de la 11 a la 13 y Dallas tuvo una marca de 1-4 sin el estelar linebacker; en esta derrotas, el cuadro de la Estrella Solitaria siempre sufrió más de 25 puntos en contra de sus rivales.

A esta baja se unió la del tacle ofensivo izquierdo Tyron Smith, que se ausentó en las Semanas 10 y 11, que se saldaron con caídas y con tardes largas para el quarterback Dak Prescott, quien sufrió ocho capturas en una actuación de apenas 176 yardas ante Atlanta, y cuatro ante Filadelfia, con tres intercepciones.

EL BAJO NIVEL

Nadie como el receptor estrella de los Vaqueros de Dallas, Dez Bryant para representar el bajo nivel individual de algunos elementos de la escuadra. El ala abierta, que la temporada pasada solo disputó 13 partidos, pero sumó 796 yardas y ocho anotaciones, registra 15 encuentros en este 2017, con 814 yardas y seis touchdowns, pero ha dejado de ser un blanco confiable para Prescott, que lo ha buscado en 125 ocasiones en la campaña, con 66 completos, y ha visto cómo suelta seis envíos, para ser el quinto peor en ese departamento en la Liga.

Una situación similar a la de Terrance Williams, el otro receptor de los texanos, quien ni siquiera ha llegado a las diagonales.

LA TELENOVELA

El corredor Ezekiel Elliott, líder en yardas por tierra de la NFL en 2016 como novato, fue suspendido antes del inicio de esta campaña por seis partidos por la Liga debido a acusaciones que acarreaba desde la Universidad por violencia; sin embargo, la principal arma ofensiva de los Vaqueros comenzó una batalla legal que le permitió aplazar la decisión semana a semana.

Aunque cuando cesó en los intentos de apelación, Dallas tenía marca de 5-4, y estuvo fuera en las derrotas consecutivas ante Atlanta, Filadelfia y los Cargadores y en las victorias ante Washington, Gigantes y Oakland, pero su regreso se dio ante Seattle, cuando su equipo fue eliminado.

EL CALENDARIO

En la temporada 2016, los Vaqueros solo perdieron tres partidos, pero en esa campaña apenas tuvieron seis encuentros ante rivales con marca ganadora en 2015 (dos veces ante Washington, Minnesota, Green Bay, Cincinnati y Pittsburgh).

Sin embargo, el terminar en primer lugar de su División y entrar a playoffs, provocó que su calendario para esta temporada fuera el décimo de mayor dificultad, ya que sus rivales se combinaron para una marca de 136-120 el año anterior y Dallas solo tuviera seis enfrentamientos con equipos con récord perdedor hace 12 meses, incluidos dos ante las Águilas de Filadelfia, que ya aseguraron el primer lugar de la Conferencia Nacional para la inminente postemporada.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.