• Regístrate
Estás leyendo: Pumas tunde al campeón en CU
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 16:50 Hoy

Pumas tunde al campeón en CU

Universidad volvió a ganar y esta vez se impuso por 2-0 a Tigres, que se desdibujó en el Olímpico; se mantienen invictos en el torneo

Publicidad
Publicidad

Rubén Guerrero Atilano

Hablar de Tigres en Ciudad Universitaria es hacerlo de, quizás, los peores recuerdos recientes de Pumas. Mencionar a los dirigidos por Ricardo Ferretti es traer de vuelta eliminaciones y frustraciones. Gignac y compañía personifican la final perdida en el 2015, la goleada en cuartos de final durante el Apertura 2016 y hasta la eliminación en Concachampions del año pasado. Los del Norte son sinónimo de derrota, pero no ayer, que sucumbieron por 2-0 en el Pedregal.

El comienzo del Clausura 2018 ha sido luz para Pumas. El equipo que dirige David Patiño ha encontrado la estabilidad deseada con base a la garra e intensidad y convenciendo a su plantilla con un discurso honesto. Esto se refleja sobre el terreno de juego. La victoria ante Tigres, la tercera en el torneo, es la prueba idónea de la conjunción positiva que ha adquirido este escuadrón y de los argumentos futbolisticos con los que ahora cuenta.

Bien ordenaditos, replegados en defensa cada que Tigres intentaba desdoblar, así estaba Pumas. Patiño encaró el duelo con su mejor once, con la alineación más ofensiva posible, incluida la dupla Matías Alustiza-Nicolás Castillo; sin embargo, la válvula más efectiva había sido Pablo Barrera en la banda derecha, tratando de desequilibrar y de asociarse con los dos puntas. A pesar de su veteranía, lograba quitarse a los rivales con velocidad.

Y sí, de los pies de Barrera se desató la primera jugada fundamental para Pumas. Desbordó al 18' y el centro tuvo que cortarlo Hugo Ayala como fuera, concediendo el tiro de esquina. A balón detenido fue David Cabrera el que sirvió para Castillo, sin éxito, recuperó Alustiza y volvió a meter el balón en el área, donde Alejandro
Arribas, el central español, conectó con la cabeza y se estrenó como goleador. Universidad Nacional sometía al campeón apegado a su entrega.

Al 34', Matías Alustiza incrementó la cuenta. Con veintitrés grados en el campo, el sol a plomo y el primer tiempo agonizando en el estadio Olímpico, el argentino punteó un balón que Nahuel Guzmán ya casi atajaba; ni siquiera el esfuerzo de Juninho impidió que el esférico ingresara al arco. Pumas era un equipo práctico, vertical, voraz. Con un futbol efecitvo apagaron a la ofensiva más costosa del país y a los más de tres mil 'incomparables' en sus gradas.

En el arranque del complemento, Tigres demostró la capacidad de su arsenal ofensivo, la pegada de un ataque que ha redituado títulos, pero que no pudo traspasar a la zaga universitaria. Pumas se replegó, aguantando cada trastocada y recuperando el color y los signos vitales cuando tenían el balón por delante de la media cancha y aunque pocos, dieron destellos que pusieron an aprietos a Nahuel y una zaga que ya había sido previamente maltratada.
Corría el minuto 81, cuandi Patiño decidió prescindir de Barrera, dándole ingreso a Abraham González, modificando su parado táctico (del 4-2-3-1 al 4-3-3) y mandándole un claro mensaje a su plantilla: habían asegurado el resultado. Pumas volvió a exhibir buenas maneras y aunque solo se trata de un triunfo en plena quinta jornada, el ánimo está por los cielos, imponiéndose a uno de los rivales más antagónicos en los últimos tiempos... Un detalle más, desde el tercer puesto general, siguen invictos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.