• Regístrate
Estás leyendo: Puebla y Oaxaca no se hacen daño en noche de Copa MX
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 05:56 Hoy

Puebla y Oaxaca no se hacen daño en noche de Copa MX

Tras el duelo en el Cuauhtémoc, ambos conjuntos llegan a cuatro unidades en el grupo dos de la competencia.


Publicidad
Publicidad

Édgar González

En juego carente de emociones, el Puebla de La Franja y los Alebrijes de Oaxaca se dieron la mano con un 0 por 0, al llevarse a cabo la Jornada 3 de la Copa MX en la cancha del estadio Cuauhtémoc, con lo que ambas escuadras se mantienen invictas con cuatro unidades que les permiten pensar aún en el boleto a la siguiente ronda.

Un primer tiempo que pecó de aburrido, con escasas emociones, tanto en la cancha, como en la tribuna, que no sólo padeció el frío del clima, sino del propio juego en el que los blanquiazules tardaron para pisar el área enemiga, ello derivado de un error de la zaga visitante.

Justo al cruzar el 18 en el reloj, en la escena apareció el nuevo refuerzo brasileño, Matheus Ribeiro, que al llegar a línea de fondo por derecha, sacó el servicio al arribo de Jesús Escoboza, que de frente al marco, remató justo al poste del arquero, Luis Robles, que agradeció la dosis de fortuna en dicha acción.

Oaxaca también tardó en reaccionar, cuando al 31, Carlos Cauich sacó disparo desviado, tras observar que el arquero, Nicolás Vikonis, se encontraba delante del área chica, lo que al final no tuvo consecuencia alguna, cerrando así con el 0 por 0 en la primera mitad, que culminó con bostezos al por mayor en la grada.

Si bien en el complemento la dinámica subió de tono, el resultado fue el mismo, ya que ninguno de los dos conjuntos tuvo los argumentos para vencer el marco contrario, siendo el Puebla quien mostró cierta mejoría, pero Alebrijes se apostó en el sector defensivo para llevarse un punto.

En el recuerdo quedan los arribos de Jesús Escoboza por parte de La Franja, que al 52, volvió a fallar en su remate, caso similar al de Carlos Cauich de Oaxaca, que al 54, tras ingresar al área, la zaga alcanzó a desarmarlo cuando ya se perfilaba de lleno a sacar el disparo que habría puesto en predicamentos al enemigo.

Con los ingresos de Omar Fernández y Francisco Acuña, los Camoteros tuvieron mayor dominio de las hostilidades, pero sin la fortuna necesaria para inclinar la balanza en su honor, lo que la afición poco a poco fue recriminando con abucheos y silbidos constantes con dedicatoria a ambas escuadras.

Al 72, Acuña dejó en inmejorable posición a Fernández, que poco antes de sacar disparo, se encontró con Ribeiro, que la punteó, afectando el disparo de su compañero, quien se mantuvo constante pero sin la profundidad necesaria, lo que alertó a los de la “Verde Antequera”, que previo al silbatazo final, pudieron cambiar la historia.

Acción que se generó en un tiro de esquina al 88, mismo que Martín Zúñiga conectó con la testa, siendo el arquero Vikonis quien dio muestras de sus buenas hechuras con el desvío oportuno, mismo que marcó el reparto del botín con el 0 por 0 en un choque totalmente para el olvido.


AMV

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.