• Regístrate
Estás leyendo: Paco Jémez, más de lo mismo en Cruz Azul
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 16:08 Hoy

Paco Jémez, más de lo mismo en Cruz Azul

Concluyó la etapa del español en La Máquina luego de casi un año de permanencia; en su primer torneo fracasó de manera rotunda y en el segundo metió al equipo a la liguilla

Publicidad
Publicidad

Terminó la etapa de Paco Jémez en Cruz Azul. Luego de casi un año de permanencia, el entrenador y el club decidieron no renovar el contrato que vencía justo cuando La Máquina terminara su participación en el Apertura 2017.

Y sí, Paco se va del futbol mexicano con poco que presumir, aunque él en su última conferencia de prensa sentenció que hicieron "feliz a muchos aficionados", lo cierto es que no mejoró lo que hicieron otros entrenadores en el pasado.

Sí, es cierto que regresó a La Máquina a una liguilla, pero con la calidad de plantel con la que contaba, así como el semestre de adaptación que le dieron, era un objetivo más que obligado; y ya en la fase final fue incapaz de anotarle un gol al América, sobre todo en el juego de ida, cuando tuvieron un hombre de más por casi una hora.

Jémez se une a la lista de entrenadores que llegaron con altas expectativas y no cumplieron el objetivo de darle el ansiado título a la institución; aunque crea que cumplió, lo cierto es que quedó muy lejos de ser uno de técnicos que merecen ser recordados en este club.

LO QUE QUEDÓ A DEBER

Efectividad del 47 por ciento: Hablando de números, los de Jémez distan de ser los mejores en Cruz Azul. El entrenador dirigió 34 juegos de fase regular en sus dos torneos, cosechando apenas 48 puntos, de los 102 que estuvieron en disputa, eso quiere decir el 47 por ciento de productividad; en pocas palabras no alcanzó a sumar la mitad de las unidades que disputó. En su primer torneo fracasó al no calificar y en el segundo se conformó por lograr el boleto a la fase final.

Empató más de lo que ganó: El Cruz Azul de Jémez le costó mucho sacar victorias, es más, se caracterizó por ser un equipo que apenas lograba sacar empates. De los 34 juegos de Liga y dos de liguilla que acumuló, 14 fueron igualadas, apenas tuvo 12 triunfos en ambos torneos y perdió en 10 ocasiones.

Ni espectacular ni goleador: Paco Jémez llegó a Cruz Azul con la etiqueta de ser un entrenador atrevido, que no gustaba de especular resultados y, ante todo, que priorizaba el espectáculo. Pues bien, La Máquina tuvo en algunos juegos destellos de este estilo que quería Paco, pero al final se quedó muy por debajo de lo esperado. Con los atacantes que llegó a tener La Máquina apenas pudo marcar 41 goles en 36 partidos, apenas un promedio de 1.13 tantos por juego.

Nula autocrítica: Si algo distinguió a Jémez en este año con Cruz Azul fue la nula autocrítica que tuvo hacia su labor. En el primer torneo en el que no llegó a la liguilla, el entrenador atribuyó más a la suerte la mala situación de su equipo. "Nunca había visto algo así en mi carrera", llegó a decir. Y ahora, en sus últimos dos juegos, fue capaz de calificar como excelente el funcionamiento de su conjunto, cuando se vio limitado al ataque y sin variantes. Solo a través de la pelota parada inquietó al América.

Personalidad confrontadora: Desde el episodio del dedo a un aficionado, hasta las confrontaciones con los medios de comunicación, Jémez siempre mostró una personalidad explosiva, con poca paciencia. Frontal y directo, eso sí, Paco siempre daba de qué hablar.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.