• Regístrate
Estás leyendo: La remontada de Lewis Hamilton en F1
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 05:06 Hoy

La remontada de Lewis Hamilton en F1

El británico protagonizó el mayor regreso de su carrera para ganar y recuperar el liderato en Fórmula Uno, después de un fin de semana en el que incluso lloró el sábado en la calificación
Publicidad
Publicidad
Brisbane Roar
Brisbane
14 de Diciembre
Manchester City
Manchester
15 de Diciembre
Fútbol
Liverpool
15 de Diciembre
Liverpool FC
Liverpool
15 de Diciembre
Watford FC
Watford
15 de Diciembre
Wolverhampton Wanderers
Wolverhampton
15 de Diciembre

La imagen fue dramática en el circuito de Hockenheim. Durante la calificación, el automóvil Mercedes con el número 44 se detuvo y el actual campeón de Fórmula Uno, el británico Lewis Hamilton se bajó e intentó empujarlo para que reaccionara; el esfuerzo fue inútil y ya con el monoplaza lejos de la pista, el cuatro veces monarca en la máxima categoría se arrodilló y comenzó a llorar con el casco puesto. 

Saldría en la posición 14 del Gran Premio de Alemania, dos semanas después que su máximo rival, el conductor de Ferrari, Sebastian Vettel, se impusiera en Gran Bretaña y se alejara ocho puntos en la punta del campeonato. 

Sin embargo, todo cambió el día de la carrera, el domingo y la pesadilla se transformó en la mayor remontada para ganar en su trayectoria en el Gran Circo, sumada a que su adversario cometió un error y se quedó sin puntos, para regresarle el primer lugar de la tabla. 

Hamilton arrancó en la séptima línea, junto al Sauber del sueco Marcus Ericsson. 

Tras la primera vuelta ya había pasado a Sergey Sirotkin (Williams) y era 13, siguió con Esteban Ocon (Force India), Fernando Alonso (McLaren), Charles Leclerc (Sauber) y Carlos Sainz (Renault), para colocarse noveno y aspirar a los puntos. 

Su ascenso no se detuvo ahí, fue por Romain Grosjean (Haas) y luego por el mexicano Sergio Pérez (Force India) y para la 9, de 67, ya era séptimo; el siguiente auto en su horizonte era el Renault de Nico Hülkenberg. 

Tras superar al alemán y también al Haas de Kevin Magnussen le tocaba la parte más complicada: ubicarse detrás de Kimi Räikkönen (Ferrari), quien tenía un monoplaza capaz de frenarlo y de impedir que se acercara a Vettel, líder. 

El dilema era para Mercedes, que había cometido algunos errores de estrategia en los Grandes Premios más recientes. 

Lewis arrancó con llantas suaves, a diferencia de la mayoría que optó por las ultrasuaves y prolongó su parada en pits lo más posible, a la espera de la lluvia. 

Como no aparecía, Hamilton tuvo que entrar a boxes con unos neumáticos desgastados tras 42 vueltas, pero apenas un par de giros después llegaron las primeras gotas; algunos, como Max Verstappen (Red Bull) optaron por cambiar a compuestos intermedios, a la espera de una tormenta que no se concretó. 

Ese paso por el garaje provocó que tras 47 pasos por la meta Hamilton ya solo estuviera por detrás de su compañero Valtteri Bottas y de los dos Ferrari. 

Cuatro vueltas más tarde llegó el error de Vettel, quien se salió en una curva, se quedó fuera de competencia y golpeó su volante en señal de desesperación; con el safety car, los dos finlandeses aprovecharon para entrar a pits y volver a las ultrasuaves hasta la bandera a cuadros. 

Giros del destino, la parada tardía que había hecho Lewis le sirvió para asumir el liderato de una carrera que había iniciado poco más de una hora antes desde la posición 14. 

Ya no lo soltó, a pesar de una amenaza de Bottas, que de inmediato el equipo controló. Lewis se dedicó a dar un paseo de celebración en la casa de Vettel y transformar la desventaja de ocho unidades en una distancia de 17 puntos respecto al germano de Ferrari. 

“Es muy difícil (ganar) desde esa posición, es poco probable, pero siempre debes de creer, hice una gran oración antes que la carrera comenzara, el equipo hizo un gran trabajo, el auto era fantástico, no pensaba hacer algo así, pero seguí intentándolo”, resumió al bajarse del Mercedes, de una forma totalmente distinta a la de 24 horas antes. 

Lewis nunca había arrancado desde tan atrás para ganar, su antecedente más complicado había sido en Gran Bretaña hace cuatro temporadas, cuando partió sexto y se llevó la victoria. Esta campaña, el británico también sabe sufrir.


Consigue tus boletos para la Fórmula 1, aquí

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.