• Regístrate
Estás leyendo: Minerva UAP, “amuleto” de Lobos
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 06:44 Hoy

Minerva UAP, “amuleto” de Lobos

Los integrantes de la Banda de Marcha Universitaria Minerva de la UAP se alistan para participar en el Festival Internacional de Bandas que se celebrará en Alemania en junio del 2021

Publicidad
Publicidad

Los integrantes de la Banda de Marcha Universitaria Minerva de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) buscan convertirse en el “amuleto de la suerte” del equipo Lobos que milita en el máximo circuito del futbol profesional mexicano —de hecho su génesis fue para ser sus acompañantes en sus encuentros—. De igual forma, se alistan para participar en el Festival Internacional de Bandas que se celebrará en Alemania en junio del 2021.

Asimismo, se preparan para participar en el desfile del 5 de Mayo y en el Concurso Estatal de Marchas, que tentativamente se puede efectuar a finales de mayo próximo. Ese certamen está coordinado por la Dirección de Educación Física del Gobierno del Estado.

Otro de sus proyectos en puerta es el lanzamiento y desarrollo de una campaña para recaudar fondos que les permita acudir con el mayor número de sus integrantes al evento que se efectuará en tierras germanas —actualmente son 180—. La intención es conformar un contingente de por lo menos 90 estudiantes de la máxima casa de estudios de la entidad.

NACIMOS PARA APOYAR AL EQUIPO DE FUTBOL

Recuerda con precisión cómo se dio el nacimiento de esta agrupación: “Hubo un partido amistoso contra los Pumas. El rector de aquel entonces, que era Enrique Agüera, mandó a traer a la banda de la (escuela) Héroes (de la Reforma) para que junto con otros integrantes vinieran a formar unas batucadas y así surgió el proyecto”.

El director musical de la banda, Luis Fernando Pérez Martínez, presume que de entonces a la fecha han transcurrido 10 años, en los que se han consolidado y que ahora quieren complementar con la etiqueta de que son la única banda en todo el país que recibe a un equipo de la Liga Mx cuando éste llega su estadio.

“La idea surgió cuando el maestro Gilberto (Juárez Carmona, coordinador general administrativo de la banda) tuvo a bien proponerle a nuestro coordinador, Francisco de Dios, que se recibiera al equipo con música de la banda, esto es algo totalmente inusual en los equipos de futbol, ya que somos el único equipo de la Primera División que cuenta con una banda de música propia y, obviamente, universitaria. Creo que ha venido bien, de buen agüero, como se dice coloquialmente el incorporar a la banda. Los jugadores, al parecer, sí tiene alguna mística, estamos tocando temas victoriosos, vamos a interpretar el himno de los Lobos y sí ha tenido grandes resultados, al menos han sido de dos participaciones dos victorias que suman ya aquí en nuestro estadio”.

Por lo anterior, confía en que la racha se alargue y para ello tienen preparado una secuencia de las películas de Rocky, “que parece ser es de buen sentido de ánimo para ellos, pues bajan muy contentos”.

Por lo que respecta a la selección de los temas que interpretan, informa que los selecciona junto con el maestro Gilberto y el jefe de Percusiones, maestro Alejandro Sánchez.

“Generalmente los vamos eligiendo conforme a las fechas, tenemos un calendario. Por ejemplo, estamos próximos al desfile del 5 de Mayo, hay un tema en específico que se nos proporciona, hacemos los arreglos (…) tenemos una agenda de diversas actividades, eventos, concursos y eventos de gala, pero siempre dando prioridad a la música mexicana”.

En su repertorio tienen alrededor de 24 melodías: “El año pasado pudimos tocar una versión del ‘Huapango de Moncayo’ y la vinculamos con una canción muy bonita que se llama ‘Mi Ciudad’ y de este repertorio también hemos tocado de Blas Galindo ‘El Zopilote Mojado’ y ‘El Son de la Negra’”, añade.

Apunta que tocan música de los 70’s, 80’s y temas internacionales, “que los mismos jóvenes estén viviendo ahorita y temas para amenizar los partidos de nuestro equipo, Lobos BUAP”.

Adelanta que para su participación en el Festival Internacional de Bandas prepararán números “que son tradicionales, pero que a la vez tienen versiones distintas en las bandas que se tocan. Pensamos en música posterior a la Revolución (Mexicana) de los compositores nacionalistas, retomar lo que hicimos con Blas Galindo, tal vez hacer algún arreglo de Silvestre Revueltas de la sinfonía ‘La Noche de los Mayas’”.

Contó que irán acompañados de un performance, “creo que es conveniente mencionar que no vamos siempre tocando como banda solos, sino que tenemos también algunos grupos folklóricos, algunas representaciones de jóvenes que nos van acompañando en los desfiles con sus atuendos, vestimentas de China Poblano, de charros, etcétera”.

Por lo que respecta al siguiente desfile del 5 de Mayo expresa que se sujetarán a la línea histórica que se maneje y al número que les asignarán.

En tanto, Gilberto Juárez menciona que una de las atracciones de las bandas es que durante sus ejecuciones se hacen acompañar de movimientos visuales, que van solo en una formación al ritmo de la música, de la melodía, ya que los desplazamientos en cancha, en un campo de futbol o en un recorrido vial o pista requieren una preparación, “pues se hacen figuras, desplazamientos, que lleva una preparación desde la marcha, una preparación física. Esta labor se lleva unos tres meses”.

Explica que en el caso de los concursos tienen asignados ocho minutos para presentar su desempeño. “Estamos hablando de tres a cuatro melodías en promedio, entonces se necesitan esas formaciones para esas melodías”.

Respecto a su viaje a Alemania, reitera: “Queremos viajar por lo menos con 90 integrantes, el 50 por ciento, para poder hacer un buen papel, obviamente como van a ir bandas muy, muy grandes, aunque fueran 40 harían un buen papel, pero es muchísimo mejor ir con unos 90”.

SON UNA BANDA QUE YA LOGRÓ SU INTERNACIONALIZACIÓN

Liliana Guerra estudia la licenciatura en Procesos Educativos incorporada a la Facultad de Filosofía y Letras. Está en la banda desde el 2012, año en el que participaron como tal en un desfile del 5 de Mayo representando a la universidad.

Reitera que la banda inició con el propósito de apoyar al equipo de futbol y a partir de ahí fue tomando más presencia en la universidad. “Al inicio fueron los partidos, eventos pequeños y, posteriormente, ya fueron los desfiles del 5 de Mayo y 16 de Septiembre”.

Rememora que el año pasado fueron al carnaval de Veracruz, así como a algunas entidades del norte de la República y en octubre del 2014 a la ciudad de Nueva York al Desfile de la Hispanidad, logro que destacó porque la banda consiguió así su internacionalización.

“Estoy en la banda desde que cursaba el segundo de preparatoria. Acudía a la prepa Benito Juárez”.

Explica que su gusto por formar parte de Minerva surgió porque tiene una alta inclinación a la música y después se quedó por el gran compañerismo que existe. “Es llegar todos los días y aunque estés con los sentimientos encontrados y demás, llegar acá ver a tus compañeros y que al mismo tiempo todos hablen un mismo idioma, que todos con la música nos comuniquemos. Realmente es estar todos los días tocando, transmitiendo lo que sentimos a través de la música”.

Su instrumento es el flautín o pícolo. Anteriormente tocaba la flauta transversal.

Aquí aprendió a tocar dichos instrumentos, pues reconoce que cuando llegó carecía de nociones musicales.

“Fue con el tiempo y con el apoyo de sus compañeros de sección como aprendí a tocar dichos instrumentos”, abunda.

A ella le gusta mucho la música clásica, las canciones de los 80’s y las agrupaciones Queen y The Beatles, así como el sonido que emite el violín.

Por su parte, José Enrique Osorio Barrios contabiliza 8 años en la banda, a la que se integró cuando ingresó a la preparatoria Emiliano Zapata. Está próximo a concluir la Licenciatura en Derecho.

Su aportación es con el pícolo y la flauta transversal. Pero sabe manejar el barítono de marcha y el xilófono.

Presume que toda su vida ha estado ligada a las bandas, pues antes de la UAP alineó con los Aguiluchos del CENHCH.

Mismo caso de Carlos Jair Canizales Castro, quien toca el clarinete y está en la banda Minerva desde hace ocho años, pues él llegó de la banda Gustavo Díaz Ordaz.

Rechaza que existan roces o celos, “porque comprendemos que ese tiempo pasó en las otras escuelas y estamos aquí porque queremos seguir tocando”.

De su repertorio, el tema que más le gusta es “Cold Hearted”, porque “tiene buen ritmo y siempre llama la atención (…) y el ‘Huapango de Moncayo’”.

Da a conocer que ensayan todos los sábados de 9:00 a 14:00 ó 15:00 horas.

Cuenta que se esfuerza para que su participación en la banda afecte lo menos posible en su formación académica, “porque algunos eventos son entre semana o incluso en horarios de clase, entonces sí es un poco difícil, pero lo sobrellevamos”. Él cursa su último periodo de la Ingeniería en Ciencias de la Computación.

AMV

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.