• Regístrate
Estás leyendo: México, a la Final de la Serie del Caribe 2016
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 04:51 Hoy

México, a la Final de la Serie del Caribe 2016

Venados de Mazatlán venció 7-2 a Cuba y se metió al duelo por el título en contra de Venezuela (Tigres de Aragua)

1 / 3
Publicidad
Publicidad
Hatsune Miku
Ciudad de México
19 de Julio
Los Caligaris
Guadajalara
19 de Julio
The Sol Festival
Poza Rica de Hidalgo
20 de Julio
FLOW
Ciudad de México
20 de Julio

La Afición

Yuniesky Betancourt produjo cuatro carreras y Héctor Daniel Rodríguez tiró juego destacado y México (Venados de Mazatlán) venció 7-2 a Cuba, por lo que jugará la Final de la Serie del Caribe 2016 en contra de Venezuela (Tigres de Aragua).

Eddie Gamboa será quien se trepe a la loma de los disparos por México.

Los Venados son ahora el único equipo mexicano que llega con 5-0 y podría ser el primero que se corone sin perder juego alguno.

Rodríguez (2-0) estuvo mandón en la loma, durante las seis rondas que trabajó. El zurdo cedió cuatro hits, una carrera, caminó a tres y ponchó a cuatro. Su efectividad bajó a 1.64, una de las mejores del certamen.

Terance Marin entró en la séptima y permitió el hit productor de la única carrera que permitió Rodríguez. Esmailin Caridad, Jake Sánchez y Steven Hensley terminaron el juego.

Un jugoso racimo de tres carreras en la cuarta le dio confianza a México.

El italiano Alex Liddi abrió con un doblete al izquierdo y Cyle Hankerd recibió la base. Jorge "Chato" Vázquez también vio cuatro bolas malas y se congestionaron las almohadillas.

Y para que la cuña apriete, Yuniesky Betancourt, cubano de nacimiento, remolcó la de la quiniela con un sencillo al izquierdo.

Explotó allí Vladimir Baños y entró al relevo Liván Moinelo. El zurdo le dio base a Esteban Quiroz, para que de caballito anotara Hankerd la segunda.

Moinelo salió del partido y lo relevó Yander Guevara, quien dominó a Erick Rodríguez con rola para doble matanza, pero no evitaron que el "Chato" entrara con la tercera.

En la sexta, el mismo Rodríguez mandó al plato a Betancourt con la cuarta, al batear un sencillo remolcador.

Los cubanos por fin pudieron anotar y fue en la séptima cuando Marin permitió hit productor a Osvaldo Vázquez, con el que timbró Yoelvis Fiss, que había sido dejado de herencia por Rodríguez.

Con las bases llenas, Betancourt vino a dar el batazo estelar, un doblete que vació las colchonetas y que mandó el juego al congelador 7-2.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.