• Regístrate
Estás leyendo: Yoga y suicidio: retomar las riendas de la vida
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 16:02 Hoy

Yoga y suicidio: retomar las riendas de la vida

Los recientes suicidios del chef y presentador de televisión Anthony Bourdain y de la diseñadora de modas Kate Spade, ambos personajes “exitosos” y socialmente reconocidos, vuelven a poner sobre la mesa el tema del suicidio como un serio problema de
Publicidad
Publicidad

Las verdaderas razones por las que alguien toma la decisión de quitarse la vida siempre quedarán en el misterio, lo cierto es que esta acción que va en contra del instinto más arraigado en cualquier ser vivo, revela un profundo desencanto hacia el mundo contemporáneo y sus paradigmas de felicidad, éxito y sentido de vida.

La Organización Mundial de la Salud reveló en 2014, que una persona se suicida en el mundo cada 40 segundos, lo que suma casi un millón de personas al año. En los últimos 45 años las tasas de suicidio han aumentado en un 60% a nivel mundial, siendo hoy los jóvenes el grupo de mayor riesgo tanto en los países desarrollados como en los del mundo en vías de desarrollo.

El suicidio es un problema complejo, dice la OMS, en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales. “El único problema filosófico serio”, como dijera Albert Camus.

El propio Dalai Lama, ha hablado de la depresión haciendo énfasis en la estrecha relación entre la felicidad y la disposición de la mente:

“Muchos de nosotros, que vivimos en sociedades que gozan de un gran desarrollo material, nos damos cuenta que alrededor nuestro hay mucha gente que no nos parece feliz. Debajo del barniz de prosperidad, se divisa un malestar con sentimientos de frustración, conflictos innecesarios, fármaco-dependencia o alcoholismo, y en el peor de los casos, se puede llegar hasta el suicidio…

“Una de las cualidades más maravillosas de la mente es su potencial de transformación, por lo que los que se dediquen a transformar la mente, a sobreponerse a sus emociones perturbadoras y a lograr un sentimiento de paz interior, notarán con el tiempo un cambio progresivo en su actitud mental y en sus reacciones ante las personas y los sucesos. Sus mentes se volverán más disciplinadas y positivas. Y estoy seguro que descubrirán que su propia felicidad aumenta a medida que contribuyen a aumentar la felicidad de los demás”.

EL ANTIDEPRESIVO DEL YOGA

La depresión es la condición clínica, junto con el alcoholismo, más vinculada como factor de riesgo del fenómeno del suicidio. Resulta que cuando el ánimo está arriba o hay euforia, el cerebro se inunda con las llamadas hormonas de la felicidad: Dopamina, oxitocina, vasopresina, endorfinas, encefalinas y serotonina. En cambio, cuando se registra un estado deprimido, ocurrirá lo contrario y el cortisol, la epinefrina, la norepinefrina, la sustancia P y otros neurotransmisores tomarán el control.

Lo cierto es que más allá de procesos sicológicos y fármacos antidepresivos, el yoga, siendo una “terapia neurosicoendocrinológica” puede resultar muy eficaz en el tratamiento de este trastorno. Como explica Ann Moxey, instructora en Anusara Yoga y psicoterapeuta especialista en adicciones y tanatología, el yoga trabaja a un nivel muy profundo sobre el sistema nervioso central, el sistema endocrinológico, las principales glándulas del cerebro son afectadas y reciben una increíble circulación:

“Se oxigena de una manera muy especial el cuerpo por las respiraciones yóguicas. Esos cambios permiten retomar las riendas de tu vida, tomando las riendas de tu propia respiración, sabiéndola tranquilizar al bajarla al abdomen y no estar todo el tiempo en la cabeza en el sofoco total; es entrar a ese lugar de conexión contigo mismo”.

Según un estudio realizado en el National Institute of Mental Health and Neurosciences de Bangalore, en India, la práctica de asanas “reduce significativamente los niveles de cortisol y adrenalina, ayudando a recuperar un estado de relajación y promoviendo la aceptación de los sentimientos negativos producidos por ataques de pánico y los episodios de depresión”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.