• Regístrate
Estás leyendo: Todo es parte de un proceso: Lorena Ochoa
Comparte esta noticia

Todo es parte de un proceso: Lorena Ochoa

Orgullosa de ver a los mexicanos sobre la grama aprendiendo de sus errores y sumando experiencia, Lorena Ochoa ahora observa como el deporte que impulsó está alcanzando un nuevo nivel
Publicidad
Publicidad

Si alguien sabe el peso que genera ser representante mexicano en una máxima categoría del deporte es Lorena Ochoa, quien por cuatro años consecutivos se alzó como lo mejor del golf, cosechó 27 victorias y sus actuaciones sobre las gramas de la LPGA la catapultaron dentro de las 22 mejores golfistas de todos los tiempos.

Ahora, en el retiro, que ve a jugadores como Abraham Ancer, Carlos Ortiz, José de Jesús Rodríguez y Roberto Díaz peleando por abrirse paso en la PGA, no puede evitar recordar lo que a ella le tocó experimentar y por eso pide paciencia antes de ver resultados en el campo de golf.

“Creo que los chicos lo han hecho muy bien, creo que Abraham (Ancer) sabe que tiene nivel. Está aprendiendo mucho, absorbiendo todas esas cosas que se necesitan para madurar”, dijo en entrevista exclusiva a La Afición, la ex golfista que está en Mayakoba Golf Classic para uno de los episodios de su programa “Vive el Golf” que se transmitirá este sábado de 20:00 a 22:00 horas tiempo de México por CNN en Español

- Ver a 7 mexicanos brincar al campo y competir en la PGA es una muy buena señal para algo en lo que tú comenzaste a trabajar hace mucho tiempo…

Eso es algo que no me corresponde responder a mí, simplemente me encanta estar involucrada dar un buen ejemplo, ayudar a las nuevas generaciones, platicar con ellos y ayudarlos a que no cometan tantos errores como yo lo hice, para que sea más fácil su camino. Pero me da gusto ver esto, pues marca en la historia que estamos en el mejor momento del golf en nuestro país y esperemos que el 2019 sea un año increíble para todos.

- El trabajo que han hecho los cuatro que tienen tarjeta, también es importante

Creo que lo han hecho muy bien, creo que él (Ancer) sabe que tiene nivel, que tiene las rondas. Está aprendiendo mucho, absorbiendo todas esas cosas que se necesitan para madurar, para tomar buenas decisiones, para tener una buena estrategia. Lo estamos siguiendo de cerca. También está Carlos (Ortiz … vaya los resultados ahí están y se ve que hay mucho talento.

- ¿Qué falta para que esos top 10 comiencen a convertirse en triunfos?

Tiempo. Es imposible que de la noche a la mañana sucedan las cosas. Tienen que acumular mucha experiencia, sentirse cómodos, aprender a jugar con adrenalina, perderle el miedo a ese escenario, ese lugar complicado donde hay mucho público, donde tienes mucha atención y eso solo lo lograrán viviéndolo. A mí me tomó más de tres años para sentirme cómoda, ellos están iniciando, entonces no queda más que tener paciencia y pronto, cada año, lo van a hacer de mejor manera.

- ¿Qué te hubiera gustado recibir como consejo en ese momento?

Que disfruten, que tengan esa capacidad de asimilar errores las malas rondas o las malas experiencias y simplemente dejarlas a un lado, tirarlas a la basura y que aprendan las buenas y las cosas positivas. Tener una rutina fuerte, una que te regrese a estar positivo, más concentrados en hacer buenos tiros y de encontrar la perfección.

- Ellos hablan de una cantidad de emociones enorme cada que brincan al campo…

Es normal lo que les pasa cuando voltean a ver a un Woods o un Mickelson, no puedes dormir un día antes, ni respirar cuando estás en el campo. Entablar una conversación te cuesta trabajo los primeros hoyos, después te das cuenta que tu también perteneces a este lugar, que eres igual que ellos. A mí me pasó y son experiencias que tienen que vivir, que las disfruten. Se vale ponerse nervioso, estar asustado, a todos nos pasó, a mi también y mucho y eso es lo bonito del golf, sentir.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.