• Regístrate
Estás leyendo: Sankalpa: De la intención consciente a la acción iluminada
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 16:35 Hoy

Sankalpa: De la intención consciente a la acción iluminada

México estará viviendo mañana uno de los procesos electorales más importantes de su historia a partir de donde, dicen muchos, se empezará a gestar el cambio que la mayoría pide a gritos.
Publicidad
Publicidad

Normalmente al empezar una clase de yoga, el instructor recuerda a los alumnos que traigan a la conciencia un sankalpa o intención consciente que será el leit motiv de la práctica.

Sankalpa es una palabra en sánscrito formada por dos raíces: San, que se refiere a la conexión con la verdad más elevada; y kalpa: que quiere decir voto, o la norma a seguir, por encima de todas las demás. Sankalpa entonces es el voto, la intención o el compromiso que se hace para respaldar la verdad más elevada que es la esencia de nuestra naturaleza iluminada.

Hay que recordar que para el Buda, la raíz del karma o la Ley de Causa y Efecto, no eran tanto las acciones como las motivaciones detrás de esas acciones, de ahí que la práctica del Sankalpa sea un gran instrumento para desarticular el aparato kármico que como individuos o como miembros de un colectivo social o un país, normalmente nos domina en automático.

El mecanismo del Sankalpa consiste en activar y actualizar nuestras cualidades intrínsecas que por diferentes motivos se encuentran bloqueadas u oscurecidas. Mediante la evocación enfocada del Sankalpa durante un tiempo suficiente comenzarán a emerger en la mente consciente y remodelarán la personalidad o el entorno dándoles una dirección más armónica.

“Es un voto solemne, o la determinación para llevar algo a cabo. Es el deseo, la intención definitiva, la volición o la voluntad, pero no la que proviene del Ego. También se puede entender como una declaración, que en sí misma es el aval que nos representa, o que respalda nuestra decisión. Es la determinación o la voluntad en la mente que precede a toda acción.”

Pero si hay algo que el Yoga enseña, de acuerdo al yogui Urdhvabhaga Das, es que es muy distinto el deseo de hacer algo y la voluntad para concretarlo, como sucede invariablemente con las promesas de los políticos: “Muchos de los propósitos que nos planteamos cumplir son el resultado de los equivocados deseos del Ego, de los sentidos; y la mayor parte de las veces no llegan a buen término porque no tenemos el suficiente amor propio que nos permita creer que somos capaces de llevarlos a cabo”.

Como escribe Patricia Sanagu, la búsqueda de nuestro Sankalpa parte de la premisa de que ya somos quien necesitamos ser para cumplir el propósito de nuestras vidas, “de ahí que todo lo que necesitas hacer es enfocar tu mente, conectarte a tus deseos más profundos y canalizar la energía divina dentro de ti”.

“Cuando la mente inconsciente está operando desde la creencia de que somos deficientes de alguna manera o nos falta algo para ser felices, no hay energía para mantener nuestras intenciones, y los propósitos se transforman en deshechos de intenciones sin fuerza ni pasión. Perdemos la capacidad de perseverar porque nuestra motivación surge de un lugar de carencia”.

DESCUBRIENDO NUESTROS GENUINOS DESEOS

Para conocer los deseos que surgen de lo más profundo del ser interno, primero hay que pasar por la etapa de Sravana o la disposición personal a la escucha: “Conecta con tu deseo sincero, cultiva la mente serena y el corazón valiente”. La segunda etapa es la de Manana o el acto de voltear y darle la bienvenida; “cuando escuchas la llamada debes de estar dispuesto a sentarte con ella, sentirla y reflexionar profundamente sobre ella”. Y finalmente la tercera etapa o Nididhyasana que es la disposición a responder con sabiduría.

MOLDEANDO LA REALIDAD

En la práctica de Yoga el Sankalpa se concreta en una resolución afirmativa que se repite tres veces al inicio y al final de la misma. La resolución condensa en una frase corta y concisa, algún aspecto positivo de nuestra personalidad individual o colectiva que deseamos potenciar en el nivel subconsciente. También puede hacer referencia a la consecución de un objetivo prioritario en nuestra vida; se trata de trabajar con los patrones de pensamiento y las creencias que moldean nuestra realidad.

En el estado de relajación final, durante Shavasana o la Postura del Muerto, el Sankalpa penetra fácilmente en el subconsciente, fortalece la estructura de la mente y promueve los potenciales latentes. Es una orden directa de la mente consciente al subconsciente, que devolverá dicha orden de regreso al nivel consciente, y ésta se manifestará activamente en nuestra vida diaria. No obstante, el sentido último del Sankalpa es la purificación mental y la actualización de metas espirituales, es decir la realización del Ser .

Marién Estrada: @caminoamarillo7

(Con información de yogaymedicinaoriental.blogspot.com, yogaenred.com y cuadernosdelyogui.wordpress.com)

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.