• Regístrate
Estás leyendo: Retomando el control (parte 2)
Comparte esta noticia

Retomando el control (parte 2)

El cuidado del cuerpo es vital en tanto que además de brindar fuerza y elasticidad en el tema meramente físico, también lo aporta en el ámbito mental y emocional e incluso espiritual
Publicidad
Publicidad

Para la tradición yóguica, el cuerpo, la mente y el espíritu son interdependientes uno del otro, por lo que el trabajo o el olvido de alguno de ellos, afecta a los otros dos en automático. 

Continuando con el tema de la semana pasada, seguimos explorando el tema de los músculos cuya función principal es permitir el movimiento, su significado específico a nivel emocional y su potencial de transformación interna trabajándolos en conciencia. 

La cadera 

De acuerdo con Eric Rolf, autor del libro La medicina del alma, la cadera representa un salto en la conciencia personal, al ser “el cambio de la naturaleza animal a la humana”. Los músculos de la cadera son muy largos y fuertes, y entre ellos se encuentra el psoas, el llamado “músculo del alma” que resulta ser además un centro de energía principal del cuerpo. Cuanto más flexible y fuerte esté el psoas, más puede la energía vital fluir a través de los huesos, músculos y articulaciones. Un psoas sano estabiliza la columna vertebral y proporciona apoyo a través del tronco, formando, además, un buen estante para los órganos abdominales. Músculos fuertes de la cadera pueden sostener con firmeza la necesidad de un cuadro de vida que necesita ser reconocido, aceptado e integrado. Una posición ideal para abrir las caderas es Malasana o la Guirnalda. 

Te recomendamos: Retomando el control

El abdomen 

Se encuentran entre las costillas y la pelvis en la parte frontal del cuerpo. Es un área de emociones que en realidad son el motor de la vida. Es de donde viene la fuerza de voluntad. Los músculos abdominales, como el recto y el transverso, estabilizan la espalda, sujetan las vísceras y permiten la flexión del tronco. Es una zona de mucho poder a nivel personal que produce cambios creativos y físicos. Phalakasana o la Tabla resulta excelente para trabajar el abdomen. 

La espalda 

Los músculos de la espalda realizan diversas funciones biomecánicas, como la extensión y el mantenimiento del tronco erguido que, sumados a los de la cadera, representan el paso evolutivo que nos convirtió en humanos. La columna vertebral y su correcta alineación, para muchas tradiciones espirituales, pero especialmente para el yoga, es el órgano más importante, dado que a través de ella asciende la energía kundalini o energía cósmica dormida hacia los centros de conciencia superiores, posibilitando con ello la iluminación. La espalda recibe muchos beneficios con la práctica de Adho Mukha Svanasana o el Perro mirando abajo. 

 

(Con información de yoguifeliz.com, musculos.org y La medicina del alma, de Eric Rolf)



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.