• Regístrate
Estás leyendo: Los Guerreros de las rejas
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 01:18 Hoy

Los Guerreros de las rejas

Este domingo, entre estricta vigilancia y perros guardianes, el equipo de futbol del CERESO enfrentó al PAMF, en la final del Circuito Especial Laguna.
1 / 4
Publicidad
Publicidad

No era un domingo común y corriente para los 11 Guerreros, era una mañana nublada, con una brisa refrescante en la Comarca Lagunera y la cancha estaba lista para el campeonato del Circuito Especial Laguna. 

Para 11 internos del CERESO, o los "Guerreros", como hacen llamar a su equipo, era una ocasión única para sacar frustraciones, estrés, adrenalina y hasta energía acumulada al estar tras las rejas, todo por medio del futbol. 

Llegaban a esta final con la esperanza de levantar un campeonato, que para muchos les animaría el espíritu, alma y mente.

Mientras los reos se preparaban, el equipo visitante tuvo un proceso de ingreso al penal muy estricto. 

Llegaron una hora antes del partido para poder entrar juntos, luego uno por uno se les revisó a todos, incluso hasta en ropa interior, para verificar que no accedieran con nada prohibido al Centro de Readaptación.

Entre los pasillos se comenzaba a percibir que dentro había un buen ambiente, era domingo de visita, con música y comida, por lo que los patios y jardines estaban limpios y los reclusos con zapatos boleados o tenis limpios para recibir a sus familias. 

El terreno de juego estaba rodeado de enormes bardas, todas bien custodiadas por elementos de seguridad y por algunos perros, pendientes por si notaban algo raro, ya se esperaba el silbatazo inicial de una final que prometía muchas emociones. 

En un sector del campo, la porra de los internos apoyaba a sus compañeros, rodeados por vendedores que ofrecían buñuelos, semillas y dulces para disfrutar el juego, como en cualquier estadio. 

Los Guerreros iniciaron con una gran ventaja de dos goles a cero en tan solo minutos, con un estilo de juego hostigante y asfixiante, casi se sentía su respiración en las nucas de sus rivales, quienes no podían reaccionar ante tanta presión. 

La visita se recuperaba y en el segundo tiempo empataba a 2 el partido, lo cual hizo que los Guerreros anímicamente comenzarán a fallar. 

Lo peor estaba por llegar para los internos, ya que en el primer tiempo extra les anotaban dos goles más, para irse abajo 4 a 2. 

Pero en el segundo tiempo extra, una heroica reacción de los anfitriones puso el partido 4 a 4, ahora el destino se decidiría a base de tiros a penal.

Ahí a la hora de la verdad, uno de los Guerreros falló, perdiendo esta gran final, varios de ellos cayeron de rodillas y con la cabeza agachada, otros se molestaron y solo algunos asimilaron la derrota con carácter. 

Así como en la vida 

La Figura del encuentro y quien se robó el show era "el negrao", delantero con sed de goles, quien realizó 3 anotaciones en este partido para Los Guerreros y que con su explosividad, hizo ver mal a sus rivales. 

"La verdad no estábamos preparados para una derrota, iniciamos bien, logramos reponernos hasta empatar en el último minuto, pero al final fallamos, nos fallamos a nosotros mismos como equipo, como le fallamos a los nuestros que están allá afuera, parece que un partido de futbol es solo eso pero no, un juego como este para nosotros resume lo que ha sido nuestra vida, con buenos tiempos, otros para remendar nuestros errores y al final por un detalle o mala decisión perdimos, pero seguramente habrá más partidos y sabemos que tarde o temprano ganaremos". 

Cuando el equipo vencedor abandonaba el terreno de juego, un grito retador con un tono de revancha se escuchó en el ambiente, "Nos vemos en el siguiente torneo".

Así, con la convicción que estarán de vuelta disputando una final, es como cualquier recluso debe afrontar su estadía dentro del penal, esperando estar algún día jugando otro partido, pero fuera de las rejas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.