• Regístrate
Estás leyendo: La importancia de la alineación en yoga
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 14:47 Hoy

La importancia de la alineación en yoga

La postura de la Montaña es ideal para aprender a alinear el cuerpo, la mente y el espíritu
Publicidad
Publicidad

Recordar que el significado literal de la palabra yoga en sánscrito es unión, es útil porque lleva a la conciencia de ser uno con todo lo que nos rodea, y como individuos, de ser uno con los distintos cuerpos físicos y sutiles que nos integran. 

De ahí que hablar de la tan necesaria alineación del cuerpo durante la práctica de asanas, no sólo remite a lo meramente físico, sino también a la correcta alineación mental-emocional y espiritual. 

Volver a la conciencia del cuerpo, de acuerdo a la yoguini Amara Carvajal ayuda a indagar en nosotros mismos desde la inteligencia corporal, y no desde el Ego. La conciencia de tu movilidad, sus resistencias, la aceptación de tus circunstancias particulares y el reconocimiento de tus hábitos mentales y corporales son claves fundamentales para que realices una práctica equilibrada”

Cuando el cuerpo se alinea correctamente, se convierte en un objeto de meditación y de transformación pues la energía puede circular con libertad. Todo lo que sucede en el cuerpo, sucede también en la mente, de manera que cuando hay una alineación entre lo que se piensa y lo que se siente, trascender las limitaciones que nos impiden tener una experiencia libre de culpas, miedos y manipulaciones, es más fácil y puede llevarnos a un eventual despertar de la conciencia. 

Tadasana o la Postura de la Montaña 

Hablando de la alineación del cuerpo para el libre flujo de la energía, especialmente a través de la columna vertebral, saber armar la Postura de la Montaña es excelente, siendo que es prácticamente igual a la postura correcta del ser humano y también la alineación ideal que se debe mantener durante la práctica de yoga. 

De entrada hay que saber que los pies son los cimientos del cuerpo. Tenemos tres puntos de apoyo básicos en las plantas de los pies: debajo del dedo gordo, debajo del dedo meñique y en el centro del talón. Hay que vigilar que estos tres puntos estén siempre apoyados en el suelo en equilibrio para garantizar un buen apoyo. 

Otro punto que hay que atender con atención son las rodillas, que son una de las partes más delicadas del cuerpo, la mayor parte del tiempo expuestas durante la práctica. 

Para una postura correcta, las rótulas deben estar alineadas con el talón y el segundo dedo del pie. Para fijar y proteger las rótulas, es necesario activar ligeramente los músculos de los muslos, movilizándolos hacia dentro, arriba y atrás. (Continuará…) 

(Con información de amaraomyoga.com y yoguiprincipiante.com)


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.