• Regístrate
Estás leyendo: Gabriela Picazo regresa a XFL con más aprendizaje
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 09:37 Hoy

Gabriela Picazo regresa a XFL con más aprendizaje

La peleadora entrará a la jaula de la liga mexicana de artes marciales mixtas por tercera vez, ahora para enfrentar a Mónica Romero este viernes en la Carpa Astros
Publicidad
Publicidad

La noche del viernes en la Carpa Astros, la peleadora de Enso Dojo TB Camp Gabriela Picazo, peleará en XFL por tercera ocasión, esta vez para darle la bienvenida a la promotora a Mónica Romero de Legacy MMA: “En la jaula, se va a encontrar con respeto y humildad, pero no le va a ser fácil”, comentó la peleadora del peso mosca.

Picazo debutó hace dos años en XFL, contienda donde cayó por nocaut técnico en el segundo episodio frente Sarai Saenz en un combate de peso paja. Más de año después regresó, y anotó su primera victoria, profesional y dentro de la empresa, en la Arena México con un mataleón en el segundo asalto sobre la debutante Judith Bolaños.

“Mi experiencia en XFL ha sido muy buena. La primera pelea no la perdí, al contrario, aprendí de ella y en la pasada apliqué mejor los conocimientos”, explicó.

Su primera pelea fue en peso paja, mientras que la anterior y la que disputará este fin de semana se ubican una categoría arriba, en peso mosca: “En este peso me siento cómoda, no me cuesta tanto hacer el corte. En paja no me sentía fuerte, y ahorita me siento bien”.

La atleta mexicana de 24 años de edad ha dedicado siete de su vida a las artes marciales mixtas bajo la tutela de Sergio Tercero, todos en la academia Enso Dojo, y admite que ha sido un camino difícil: “Desde que yo empecé a conocer este deporte, era muy marginado hacia las mujeres. Me tocó escuchar que decían que el practicarlo te hacía una machorra, pero con el paso del tiempo, nos hemos posicionado mejor en las MMA”.

Además de entrenar diariamente, va a la universidad, donde actualmente cursa el último semestre de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación, y debido a la carga de trabajo escolar, tuvo que hacer una modificación en sus entrenamientos habituales, que realiza en dos sesiones: una corta por la mañana, y otra más extensa por la tarde.

“Tuve que cambiar mi rutina, por los horarios de la escuela y porque las tareas están al tope. Ahora me dediqué más a prepararme por las tardes”. Compartió que requiere de mucho compromiso hacia ambas actividades para poder sobresalir; además de organizarse para dedicarle el tiempo que cada una requiere:

“Debes tener mucha disciplina, pasión por las artes marciales mixtas y por tu carrera, para poderlas seguir llevando a cabo. El siguiente paso es dar lo mejor de mí este viernes en la pelea, y después voy a hacer un paréntesis porque termino la carrera, entonces me vuelvo a organizar y a retomar mis entrenamientos para seguir peleando”, concluyó.

La batalla entre Picazo y Romero será la única femenil de la cartelera, que en total cuenta con siete combates, uno de ellos por el título pluma varonil.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.