• Regístrate
Estás leyendo: Los pilares del líder Pumas
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 16:50 Hoy

Los pilares del líder Pumas

La actualidad de Pumas no es coincidencia y es gracias a una planeación a profundidad, así como el despertar futbolístico de ciertos engranes, que hoy, los felinos son el equipo con más puntos en el Clausura 2018

Publicidad
Publicidad

Rubén Guerrero Atilano

El buen momento de Pumas no es casualidad, tiene varias razones para su construcción. Después de un 2017 desastroso, en el que deambularon por los últimos puestos de la tabla general, en el Pedregal se fraguó una reconversión, por complicado que pareciera hasta apenas hace unas semanas. El primer gran acierto consistió en darle continuidad a un tipo institucional, que conoce como pocos la casa: David Patiño, al frente del timón del escuadrón principal. El director técnico llegó como interino al cierre del último semestre y alcanzó a rescatar varios puntos, aunque no logró revertir del todo la crisis deportiva. Mantenerlo garantizaba a un hombre comprometido con los valores de la institución.

"No es que antes no lo estuviéramos, pero que David se quedara nos imprimió mucha confianza, muchas ganas de salir adelante y se ha notado en la intensidad de juego que ahora tenemos", dijo hace unos días David Cabrera, uno de los jugadores que mayor continuidad ha tenido con el timonel. Y sí, el segundo paso fue la estructura de la columna vertebral. Patiño, puma como el que más, respaldó la estancia de futbolistas cuestionados; casos como los de Alfredo Saldívar, Joscarlos Van Rankin y Luis Quintana, saltan a la luz. Pues ahora brillan y son garantía en sus puestos. Su rendimiento es mérito del entrenador.

En cuanto a los roles, David Patiño se concentró en hombres claves, para aumentar el peso de su papel en la cancha. A Marcelo Díaz, que no tuvo el mejor de sus semestres en el Apertura 2017, lo convirtió en el segundo capitán, brindándole las riendas del medio campo, sacrificando incluso la presencia de Abraham González, para que el chileno pudiera desarrollar la idea de juego al lado de Cabrera (4-2-3-1). El encargado del gafete fue uno de los más queridos de la afición, Pablo Barrera. Recuperado de lesiones, exhibiendo un desempeño altísimo, pegado a la banda, el veterano genera vértigo y también goles. "El entrenador de la selección debería fijarse en él", dijo el DT azul y oro.

De las pocas peticiones que Patiño realizó a la directiva de Rodrigo Ares de Parga consistió retocar, al menos intentarlo, cada línea. Para la central llegó Alejandro Arribas, un férreo zaguero español, que ha demostrado su calidad en breve, compartiendo créditos con Quintana; en el ataque, como un revulsivo, llegó Matías Alustiza y sobra decir la coordinación que ha generado con Nicolás Castillo. Con menos suerte, el colombiano Yuber Asprilla, que a las dos semanas del torneo, se lesionó y hasta ahora no ha vuelto. Casi de último momento, arribó Érick Cubo Torres, un delantero mexicano, que esperará su oportunidad para, si es necesario, suplir a Nico y producir al frente.

Hoy, el presente inmediato de Pumas es alentador, contrastante con el que vivían hasta hace unos meses, en el que la incertidumbre y era parte del día a día. En lo que respecta a la cancha, Universidad Nacional es el líder en solitario de un torneo meritorio, en el que, con 14 unidades, ha desplegado un desempeño importante. Junto al América, los felinos del Pedregal son los únicos cuadros invictos en la Liga MX, sin mencionar que gracias a los once goles que registran, son la ofensiva más productiva del certamen... Cuatro triunfos y dos empates han cambiado el semblante de un escuadrón que veía imposible salir de los peldaños más oscuros. El 2018 le sonríe a unos Pumas congruentes dentro y fuera de la cancha.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.