• Regístrate
Estás leyendo: Lo bueno y lo malo de enfrentar a Cruz Azul en liguilla
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 09:01 Hoy

Lo bueno y lo malo de enfrentar a Cruz Azul en liguilla

El cierre de las Águilas no fue el mejor; el cuadro azulcrema ha bajado considerablemente su juego, por lo que en el banquillo americanista deberán de corregir muchas cosas para estar a la altura que demanda una serie ante Cruz Azul

Publicidad
Publicidad

Higinio Robles

El semblante de Miguel Herrera en las últimas semanas ha pasado de ser el de un entrenador que veía a su equipo en evolución, a uno que lo ve en plena involución en el tramo más importante del torneo. Ese gesto de preocupación porque las cosas no salen como se esperaban y porque su escuadra no transmite lo que se esperaba en el campo de juego.

América atraviesa un bajón futbolístico considerable, con jugadores lejos de su mejor versión y un comportamiento global que no genera buenas sensaciones, porque no termina de gestionar los partidos de una manera que los lleve a sufrir menos. En algún momento se llegó a pensar que el hecho de que se atravesara la Copa Mx permitía algunas concesiones, pero no se esperaba que el funcionamiento fuera tan bajo.

Más allá de que el último partido de Liga contra Santos acabó en victoria, el desempeño de América, puesto bajo el microscopio, arroja que en los últimos cinco juegos las Águilas tuvieron un rendimiento lejos de una nota alta, lograron sumar, pero no por un buen comportamiento como bloque, sino por algunas circunstancias que se conjuntaron en acciones que fueron al marcador.

Los juegos ante Chivas (victoria), Necaxa (empate), Monterrey (derrota), Puebla (empate) y Santos (victoria) fueron compromisos en los que el equipo no dio la talla que se esperaba, pasó momentos de apuro y tampoco llevó la pelota al área rival de manera constante. Llegada la Liguilla se cumplió con la meta de 30 puntos que se había puesto el cuerpo técnico, pero en el banquillo americanista saben que en estos días se deben retocar muchísimas cosas para estar a la altura que demanda una serie contra Cruz Azul.

LO BUENO DE QUE SEA CRUZ AZUL

1) La hegemonía sobre los celestes. América mantiene un dominio claro sobre La Máquina, ha sabido encontrar el punto exacto para doblegarle en momentos puntuales, no importa si está bien o mal el cuadro americanista, enfrentarse a La Máquina en un momento no tan bueno, le ha servido a las Águilas para coger un segundo aire, este torneo lo pasó mal en la Liga y cuando encontró el gol sometió a los celestes que no se recuperaron. Y en la Copa, cuando ya venían a menos los azulcrema, los cruzazulinos tampoco supieron manejar el partido y acabaron eliminados del certamen copero.

2) El factor mental. Podrá ser algo ligado a lo emocional, pero tiene mucho de cierto, América se hace fuerte ante Cruz Azul, se sabe y se cree imponente, le da lo mismo si no pasa por un buen momento, si está abajo en el marcador, por uno, dos o tres goles, las Águilas saben que en el momento que muestren determinación pueden doblegar a los celestes y meterle el miedo en el cuerpo al cuadro cementero y hacerlo dudar de su capacidad o bien hacer que alguno de sus jugadores pierda la cabeza, ya pasó en la Liga con la expulsión de Adrián Aldrete y en la Copa con la de Christian Giménez.

3) La experiencia de su entrenador. Si hay alguien que conoce cómo se juegan las Liguillas es Miguel Herrera, ahí tiene un punto de ventaja sobre el entrenador celeste, el Piojo sabe cómo se juegan estas instancias, mientras Paco Jémez se estrenará en una fase en la que el entrenador debe estar con los sentidos alerta, gestionar los recursos no para 90, sino 180 minutos. Si bien el estratega de las Águilas solo tiene un título, ha vivido estas series con Monterrey Tijuana y América y domina la manera en la que se deben plantear los clásicos en una instancia de matar o morir.

LO MALO DE QUE SEA CRUZ AZUL

1) El hambre celeste. América se medirá con un equipo ansioso de gloria, el conjunto de Paco Jémez llegará extasiado por volver a una Liguilla, las Águilas se encontrarán con un equipo que saldrá a todo o nada en los cuartos de final y que tienen claro que deben imponerse en el marcador para avanzar a la semifinal, eso lo hace más peligroso, pues si bien en Coapa siempre sostienen que los rivales les juegan diferente, un clásico en Liguilla demanda mucha tensión, justamente lo que no han tenido en sus últimos juegos los muchachos del Piojo.

2) El mal momento futbolístico. La baja de juego de varios jugadores americanistas es notable, hay jugadores como Cecilio Domínguez o Silvio Romero que no viven sus mejores horas como americanistas, se ha hecho lo posible por recuperarles, pero no han regresado. Se espera que Cruz Azul cuente con todas sus armas mientras América sigue a la espera de que todos lleguen bien, pues también ha habido algunas lesiones que le han impedido tener el carro completo. La exigencia será a tope y da la impresión de que en lo futbolístico están un peldaño abajo que los cementeros.

3) La escasez de recursos. América tiene una plantilla justa, sin un fondo de armario que le permita contar con varios recursos, en el banco no hay jugadores que puedan entrar y cambiar el curso de un partido, da la impresión de que Cruz Azul cuenta con más variantes para manejar las distintas situaciones que se presenten en el partido, atrás y adelante Paco Jémez tiene la materia prima que le puede llevar a la siguiente fase, mientras Miguel Herrera debe elegir y gestionar a detalle su once y sus recambios, porque a estos últimos les ha costado ejercer de revulsivos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.