• Regístrate
Estás leyendo: Las opciones en la lateral de Pumas
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 20:43 Hoy

Las opciones en la lateral de Pumas

A lo largo de los más recientes meses, los universitarios carecieron de profundidad y estabilidad en esta zona; hoy, además de que Van Rankin y Fuentes gozan de buen nivel, Mozo y Mendoza levantan la mano con solvencia

Publicidad
Publicidad

Rubén Guerrero Atilano

Las laterales han sido unas zonas relevantes y a la vez conflictivas para Pumas. En la gestión de David Patiño, el timonel afianzó a Josecarlos Van Rankin como el encargado de la parcela derecha y con el regreso de Luis Fuentes a la institución, hace un par de meses, no dudó en brindarle la confianza y continuidad al veterano por el sector izquierdo. Ambos han funcionado de buen manera, exhibiendo solidez, pero sin llegar hasta la línea de fondo, para reforzar el ataque felino; su labor es más la de elementos de marca, de conexión con el medio campo, que de aclimatarse como otros extremos sobre el terreno de juego.

Sin embargo, el torneo de Copa ha funcionado como un reflector para otros dos elementos de Universidad Nacional, colocando a David Patiño en un dilema: ¿A quién hay que emplear?... Por la derecha, Alan Mozo suplió ante Chivas, en Liga, a Van Rankin. El primer tiempo del duelo en CU, cualquier salida o intento de la misma, era buscando al novato, que además de ímpetu, combinaba sus argumentos con velocidad y descaro. El futbolista de 20 años culminaría dicho encuentro con más certezas que dudas. A lo largo de los 90 minutos sumó 9.6 kilómetros recorridos, 25 pases correctos y 41 toques de balón, dejando positivas sensaciones.

Patiño le brindó confianza, pero ya existía un conocimiento de por medio. Además de percibir sus condiciones cuando estaba al frente de la Sub 20, David utilizó a Mozo en prácticamente todos los duelos de la Copa, donde los dividendos arrojados por su presencia fueron igual de óptimos. El novel ha disputado 360 minutos en este torneo y ha sido pieza clave para tener a Universidad Nacional en los cuartos de final del certamen; sus transiciones en defensa y ataque, así como una técnica que le permite avanzar hasta zonas no tan habituales para Van Rankin, le permiten pensar que el día de mañana podría ser el dueño de esta parcela.

En el mismo rol de Mozo, pero del otro sector, Alan Mendoza ha cobrado relevancia en la Copa, alternando en Liga. Colocado como lateral por izquierda, regresó a Pumas a inicios del 2017 y aunque Francisco Palencia, entrenador en curso, le brindó respaldo a sus condiciones, poco a poco fue mostrando cierta irregularidad en su juego. Le costaban los recorridos defensivos y se notaba con cierta desconfianza para partir hacia el frente, aún con metros por delante para recorrer. El retorno de Luis Fuentes y hasta la improvisación de Jesús Gallardo en su posición, le restaron participación. Parecía un caso cerrado, que las opciones se le reducirían al máximo para el Clausura 2018. Alan tendría la última palabra.

David Patiño, que lo conoce bien, como a la mayoría de los canteranos actuales, le volvió a dar minutos, pero en Copa, con la libertad de incorporarse al frente de ataque las veces que fuera necesario. Con varias oncenas plagadas de jóvenes formados en CU, Mendoza destacó por su versatilidad, velocidad y goles. Hasta ahora, ha disputado todos los minutos de la competencia, marcando cuatro anotaciones en cinco partidos, todos, de diferentes manufactura, desde los linderos del área enemiga, con un pulcro tiro libres, hasta incorporándose como una especie de nueve, para rematar con la cabeza, derecha o izquierda, indiferentemente.

"Conozco a la perfección a Alan Mendoza y sé qué es capaz de hacer, que puede rendir a este nivel o más. He hablado mucho con él, me he acercado para mentalizarlo, que sepa que puede dar más", dijo David Patiño sobre el apodado Tolu, sin duda, un elemento plurifuncional. En cuanto a la actividad de Liga, el propio entrenador ha tratado de recompensar el buen andar de un futbolista a seguir. Hasta ahora, ha participado en seis compromisos, convirtiéndose de fijo, en el tercer cambio para Universidad Nacional. Su posición en el campo ha variado, no solo es colocado como lateral, también como mediocampista, interior y hasta extremo.

En este sentido, lo que hace unos meses representaba una zona conflictiva para el equipo del Pedregal, un punto endeble dentro de su esquema, ahora funciona como abanico, donde ya han hecho efectivas sus apariciones cuatro elementos. Y de la actualidad, el propio Fuentes es consciente que Pumas ya no tiene margen de error: "Tenemos que mejorar en muchos aspectos, veníamos haciendo bien las cosas al arranque del torneo y debemos retomarlo. Hay una mentalidad y ambiente bueno (en el grupo), sabemos que tenemos la calidad y capacidad suficiente como para poder revertir esta situación", aseguró uno de los capitanes del cuadro que este domingo recibe al Toluca.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.